• Proceso

Editorial:
Comunicación e Información S.A. de C.V.
Fecha publicación:
2011-06-14
Primer documento:
1 de Agosto de 2010
Último documento:
10 de Enero de 2015

Últimos documentos

  • Editorial

    La muerte, audaz, enluta de nuevo a Proceso. Julio Scherer García se va de la mano de Vicente Leñero, su compañero y amigo. El dolor repetido, sin pausa, lacera las entrañas y no hay manera de evadirlo. La partida de don Julio nos hace sentir huérfanos, pero no en la orfandad. Su muerte -contra la que luchó con la energía indoblegable que rigió su vida- no deja un vacío; él mismo lo llena con el espíritu de libertad que era sustancia de su ser y es su herencia.

  • Morir a tiempo

    Apasionado del trabajo periodístico hasta sus últimos momentos, Julio Scherer García dejó escritas estas desgarradoras páginas, testimonios crudos de sus vivencias en medio de las enfermedades y el sufrimiento que lo agobiaron desde julio de 2012 hasta la madrugada del miércoles 7. Llegó a ver cercana la muerte, se asomó a su abismo y quizás deseó caer en él, al imaginar con repudio la posibilidad de una vida inútil. De todo ello da cuenta en estas cuartillas, trazadas con su prosa, punzante y dolorosa a la vez, magistral como siempre.

  • Que tu amor me alcance en el camino

    Cada mañana llego a tu casa con angustia porque sé que uno de estos días se dará el último encuentro entre nosotros. Es hasta el primer instante en que nos miramos que renuevas mi esperanza, estirándola veinticuatro horas más.

  • El periodismo frente al poder

    De Gustavo Díaz Ordaz a Enrique Peña Nieto, ningún presidente le fue ajeno a Julio Scherer García. Fueron ocho los mandatarios que pasó a cuchillo. Habló con ellos, los confrontó con su afilada voz primero, con su penetrante mirada después, y finalmente con su pluma. En 1986, editorial Grijalbo publicó su libro Los presidentes, en el que retrató a cuatro de ellos, y ahora prepara una nueva edición, en la cual participó el propio autor, en la que incluye a los otros cuatro. He aquí una selección de esos textos, en los que Scherer García desnuda a los titulares del máximo poder en México.

  • Treinta y cinco años alrededor de Julio

    En 2007, el consejo rector de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) otorgó un reconocimiento al mexicano Julio Scherer García, el colombiano José Salgar, el brasileño Clóvis Rossiy el uruguayo Hermenegildo Sábat, quienes a su juicio "encarnan los más altos valores del oficio". Con ese motivo la fundacióny el Fondo de Cultura Económica editaron un libro en homenaje a los premiados, en el que se incluyó un perfil de Scherer escrito por su amigo y compañero de trayectoria, el también añorado maestro Vicente Leñero. Aquí recuperamos los fragmentos esenciales.

  • Congruentes hasta el último instante

    Cuénteme algo, don Salvador". Así comenzaban nuestros encuentros casi siempre. La petición era difícil. Me enfrentaba al deber de contarle algo que no supiera. Y eso era imposible. En don Julio se sintetizaba la esencia del reportero: obsesión, curiosidad, pasión, aventura: la ambición de saber. Insistía: "Pero cuénteme más", era la manera educada de decirme que eso ya lo sabía.

  • ¡Disfrute su trabajo!

    -¡Qué carajos con usted, don Carlos! . Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Haga cosas buenas y disfrute lo que hace. Su perfeccionismo lo paraliza. Lo hace inútil. ¡Su nota es una chingone-ría! -me gritó molesto don Julio Scherer un día de 1986, unos meses después de que se me encargara cubrir la fuente económica para Proceso.

  • Testimonios 1. Reporteros y miembros de la redacción de Proceso

    El atardecer de Marcos, el título de la portada de Proceso del 6 de enero de 1996, fue el centro de la conversación.

  • El comandante y el periodista

    -¿Cómo está Julio Scherer? -preguntó en tono amable Fidel Castro cuando me ubicó entre un grupo de corresponsales extranjeros que a principios de 1997 buscaba entrevistarlo tras concluir un acto público en La Habana.

  • Aquella portada

    Era 1995. Tenía escasos meses de haber ingresado a Proceso y tuve la oportunidad de cubrir el conflicto armado en Chiapas. A mi regreso a la Ciudad de México logré el sueño de cualquier fotógrafo: ¡la portada de Proceso! Se trataba de una imagen del obispo Samuel Ruiz con los ojos cerrados y el encabezado El obispo resiste.

Documentos destacados

  • Los mercenarios de élite

    Los testimonios de hombres y mujeres entrenados como especialistas en operaciones secretas, verdaderos sicarios de élite contratados ya sea para eliminar cabecillas de la delincuencia o para combatir al Ejército, según quién sea su patrón en turno, son crudos y reveladores. Se trata de las voces de ...

  • La fantasía como realidad...rentable

    Así como la historia se lee en palimpsesto, desnudando las etapas que la cubren, el cronista Fabrizio Mejía Madrid se sumerge en el universo de Televisa y lo desmenuza en sólo 192 páginas. Fulgurantes las imágenes que describe y en las que desfila la dinastía de los tres Emilios: Azcárraga...

  • El PAN en su ignominia

    Con la innegable presencia de Felipe Calderón a través de sus incondicionales en la fracción parlamentaria del PAN en el Senado, este partido se ve inmerso en una pugna por el dinero que le corresponde como grupo legislativo y por el poder que le puede significar la cercanía a los proyectos del...

  • "Desde 2010 se los dijimos"

    El Distrito Federal muestra hoy su verdadero rostro: el de la delincuencia organizada que las autoridades locales se empeñan en negar. Ismael Rivera Cruces, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Anidice), sostiene que desde 2010 le...

  • Rabia e impotencia

    Suman ya cientos, miles los casos de madres, padres, hermanos, esposos, amigos... que se han atrevido a derrumbar las sordas paredes de la "justicia" mexicana para encontrar personalmente a los seres que aman, mientras que las autoridades, al cínico paso que todos los mexicanos conocemos, ...

  • El "Blog del Narco" y la veinteañera que lo maneja

    Escribir de la lucha contra el narco y hacerlo con toda la crudeza que el tema requiere -sin censura, sin omitir los detalles más escabrosos- no es fácil. Quien lo hace concita odios de los sicarios y hasta de las autoridades. En esos casos las amenazas de muerte deben ser tomadas en serio. Y "...

  • Estrategia mediática

    La Cruzada Nacional contra el Hambre, la inflada "estrategia social" compuesta por 70 programas que se aplicarían en 400 municipios para combatir la pobreza extrema y la alimentaria, se halla entrampada en la demagogia, el caos y la parálisis, motivos por los cuales se redujo en su etapa...

  • Una visita a Graham Greene

    Julio Scherer llegó eufórico a su oficina. Siempre que conversaba con Gabriel García Márquez se le encendían las pilas y regresaba con mil ideas para posibles reportajes....

  • Las batallas de Churchill

    A Churchill le tocó la difícil tarea de salvar al Imperio Británico. Hizo lo que pudo. Enfrascado en una guerra contra la Alemania nazi, en la que tenía pocas probabilidades de éxito, el primer ministro debió aliarse con dos potencias de las que recelaba -Estados Unidos (los "malditos yanquis&q...

  • "El Chapo" reestructura y expande su imperio

    Lejos de las versiones que lo dan por muerto, El Chapo Guzmán parece más fuerte que nunca. Su organización, el Cártel de Sinaloa, está afianzándose en México y expandiéndose por todo el continente, de acuerdo con un análisis de la Procuraduría General de la República. El área de inteligencia de la...