La abstracción pura internacionalizó al arte argentino - 21 de Mayo de 2011 - Proceso - Noticias - VLEX 300729633

La abstracción pura internacionalizó al arte argentino

Autor:Raquel Tibol
 
EXTRACTO GRATUITO

La evolución del arte moderno en la República Argentina se dio con la aparición de la abstracción pura, con el predominio casi total, en sus comienzos de las variantes geométricas. Aunque existían vagos antecedentes de arte abstracto, puede decirse que el desarrollo coherente de la abstracción se inició hacia 1944, con la aparición de la revista Arturo y el grupo que se aglutinó en torno a ella.

De esa revista se publicó sólo un número. Encabezaba la redacción el poeta y artista plástico uruguayo Carmelo Arden Quin, nacido en 1913. Se instaló en Buenos Aires en 1938. La ilustración de la portada la hizo Tomás Maldonado, y su esposa Lidy Patri dibujó las viñetas para los interiores. Se reprodujeron obras de Rhod Rothfuss, Maria Elena Vieira da silva, Joaquín Flores García, Augusto Torres, Kandinsky y Piet Mondrian, así como poemas y artículos teóricos de Vicente Huidobro, Edgar Bayley, Murilo Mendes, Torres García, Gyula Kosice y Arden Quin.

La primera exposición de obras del grupo tuvo lugar el 8 de octubre de 1945, en la casa del psicoanalista Enrique Pichon-Riviére en Buenos Aires. El 2 de diciembre siguiente una segunda muestra incluía música y danza elementaristas en casa de la fotógrafa Grete Stern, en la población de Ramos Mejía. Desde su aparición el grupo se nombró Art Concret Invention, que fue traducido al español para las siguientes presentaciones.

Poco tiempo duró la cohesión del grupo. Los primeros en separarse por discrepancias de orden teórico fueron Tomás Maldonado y Lidy Prati. En agosto de 1946 Carmelo Arden Quin y Gyula Kosice (checoslovaco nacionalizado argentino, nacido en 1924) dan a conocer un nuevo movimiento: el Movimiento Madí. En 1955 Arden Quin, con el crítico Aldo Pellegrini, fundan la Asociación Arte Nuevo, la cual reúne a los concretos independientes y abstractos libres que habían ido apareciendo. Lo que perseguían era destruir los falsos mitos del arte figurativo académico y difundir los planteamientos propuestos por las corrientes visuales no figurativas. Se aspiraba también a superar la crisis de comunicación entre los artistas y el público por el nuevo lenguaje abstracto.

Arden Quin y otros realizaron cuadros con contornos irregulares (“marco recortado”). En 1948 Arden Quin se fue a París, donde reestructuró el Movimiento Madí. En 1952 fundó el Centre de Recherches et d’Etudes Madistes, aglutinando a artistas latinoamericanos y franceses. En 1953, en el salón de Realités Nouvelles de la exposición...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA