Ahogado de la risa - 8 de Diciembre de 2014 - Metro - Noticias - VLEX 547976342

Ahogado de la risa

 
EXTRACTO GRATUITO

Para aquellos que en los cumpleaños, a la hora de partir el pastel, siempre los voltean a ver por su maestría con el cuchillo, les dejamos unos chistes sobre repartidores:

Un repartidor de METRO se encuentra a un niño en el patio de una de las casas en las que entrega el periódico. El pequeño, al verlo, le disparaba con su mano simulando una pistola:

-¡Pum, pum, pum!

Después de una semana así, el repartidor se harta:

-Ya no lo aguanto, ya me tiene cansado ese mocoso.

Al otro día, entra al patio, y observa que el niño está en el techo, entonces el repartidor le apunta con el dedo y simula con rencor:

-¡Pum, pum, pum, y pum!

El niño cae al suelo desde el techo y el repartidor, asustado, corre hacia él para atraparlo.

Cuando lo tiene entre sus brazos, le pregunta:

-Niño, niño, ¿estás bien?

El chico le responde medio inconsciente:

¡Te pasas, mano, yo nunca te tiré a matar!

Un paletero iba pedaleando su triciclo con lentitud, mientras un repartidor de pizza va hecho la mocha porque estaba a punto de cumplirse la hora límite de entrega. El pizzero va rebasando por la derecha y metiéndose por todos lados, hasta que en un cruce se pasa el alto y arrolla al paletero.

El pobre repartidor de pizza empieza a gritar asustado:

-¡Vale madre, ya maté al paletero! ¡No puede ser!

En eso, un curioso se acerca para brindarle primeros auxilios al herido y le pregunta desesperado:

-¡Señor paletero, dígame lo que tiene para decirle a la ambulancia, por favor!

Entonces, el paletero abre los ojos y empieza a murmurar:

-Coco, limón, maracuyá y nuez. Baratos, baratos, de a cinco y de a diez.

Están dos vagabundos junto a la carretera, cuando un camión repartidor de cerveza se estampa contra el muro de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA