La arrendadora que se volvió acreedora - 10 de Noviembre de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 825777721

La arrendadora que se volvió acreedora

Autor:Mathieu Tourliere
 
EXTRACTO GRATUITO

AIA no es un banco ni una institución de crédito: se dedica al "arrendamiento y compraventa" de "remolques, semirremolques, vehículos automotores, aeronaves, barcos de recreo y todo tipo de equipo y maquinaria industrial y comercial y equipo de telecomunicaciones", según actas que Proceso obtuvo en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio (RPPC) de la Ciudad de México.

Este hallazgo desmiente una vez más el argumento de Grupo Salinas según el cual Salinas Pliego no participó de manera directa en Fertinal, y que el consorcio sólo se involucró a través de créditos que Banco Azteca otorgó a la compañía en 2008, como parte de las líneas de negocio del banco.

Más extraño todavía: el 22 de diciembre de 2015, cuando Pemex obtuvo un crédito de 635 millones de dólares para adquirir Grupo Fertinal -con todo y sus deudas-, esta empresa debía 260 millones 939 mil dólares a Banco Azteca y 99 millones 430 mil dólares a AIA.

Un mes después, el 27 de enero de 2016, AIA cobró el dinero que Fertinal le debía y emitió un "finiquito de los créditos existentes" por un monto de... 145 millones 955 mil dólares. Es decir, 46 millones 525 mil dólares más que lo establecido en el contrato de crédito.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó sobre este finiquito en su informe de auditoría 468-DE, publicado en febrero de 2018.

Parte de esta diferencia tiene su explicación en el reporte de la ASF: una vez que Pemex obtuvo el crédito -de Nacional Financiera, Banco Mexicano de Comercio Exterior y Banco Azteca-, su subsidiaria Pemex Fertilizantes autorizó a Grupo Fertinal a incrementar el monto de sus deudas con AIA por 619 millones 400 mil pesos, equivalentes a 33 millones 532 mil dólares.

AIA utilizó este dinero para liquidar la parte "en efectivo" del polémico dividendo de 871 millones 500 mil pesos -51 millones de dólares- que el consejo de administración de Fertinal se decretó el 25 de septiembre de 2015, mientras la empresa sufría pérdidas millonarias, no tenía fondos en el banco y sobrevivía con préstamos.

En su edición 2229 Proceso documentó que el dividendo "en efectivo" se distribuyó a través del fideicomiso F470 -la "tesorería" de Grupo Fertinal-, que fue abierto en Banco Azteca en octubre de 2006 y estuvo administrado por la división fiduciaria del banco de Salinas Pliego.

La Secretaría de la Función Pública ya determinó que el dividendo fue irregular, y en mayo pasado ordenó a Édgar Torres Garrido -otrora asesor de Emilio Lozoya Austin y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA