El arte sonoro en las revoluciones sociales - 23 de Marzo de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 773803053

El arte sonoro en las revoluciones sociales

Autor:Samuel Máynez Champion
 
EXTRACTO GRATUITO

Ante semejante perspectiva, es lícito que nos preguntemos para qué escudriñar en la historia, o sencillamente ¿para qué nos sirve la historia? La respuesta, más allá de "ser maestra de la vida" -como la definió Cicerón-, es que habilita, con sus saberes e interrogantes, a todo individuo y a todo gobierno que se tome en serio su misión existencial. Asimismo, su objetivo esencial, amén de su análisis y enjuiciamiento de los hechos pretéritos, es actualizar el pasado convirtiéndolo en un asunto que le incumba al presente. Para enfatizarlo, acorde con Chesneaux, "conocer la historia es enteramente dispensable si no se pone al servicio del presente".

Dicho esto, tampoco está por demás referir que todos los movimientos que han mudado el Statu quo de las sociedades, por lo general comienzan reescribiendo la historia, dándoles a los pueblos y sus dirigentes la posibilidad de replantear su futuro. Así, queda claro que frente al vacío de ese porvenir que está por escribirse, los adeptos a echar a andar las revoluciones siempre han hurgado en el pasado para encontrar los modelos que les son afines. Los revolucionarios franceses cifraron sus acciones en la antigüedad romana, los bolcheviques las suyas en la Revolución francesa, la china se inspiró en la bolchevique, la cubana en una mezcla donde prevalecieron los ideales de sus propios héroes independentistas, etcétera, etcétera.

¿Y qué podría decirse de la nuestra-junto a los anhelos del cardenismo- que acabó malogrando sus más bellas promesas? Daniel Cosío Villegas señaló: "Si no se reafirman los principios y se les escamotea; si no se depuran los hombres y se les adorna con ropa dominguera o títulos... ¡de abogados!, entonces no habrá en México auto-regeneración y, en consecuencia, la regeneración no llegará y el país habrá perdido mucho de su existencia nacional." ¿Nos suena válido y coherente? ¿Vibramos con esa advertencia que reverbera en la mala conciencia de quienes han estado en el poder y no han sabido reafirmar los principios sobre los que han regido sus gobiernos? ¿Estamos de acuerdo en que pertenecemos a una generación que sigue atrapada en la incertidumbre sobre su destino y que somos moradores de una nación que no ha logrado reconciliarse con su pasado, ni ha sabido apoyarse sabiamente en él para aspirar aun mejor futuro?

Veamos, entonces, qué lecciones pueden derivarse de la historia -a través de la óptica que nos compete y soslayando los yerros consustanciales a la naturaleza humana...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA