Brahms y el ego - 22 de Septiembre de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 812848433

Brahms y el ego

Autor:Samuel Maynez Champion
 
EXTRACTO GRATUITO

Con su profunda mirada azulina y haciendo gala de una exquisita hospitalidad, la señora De Sayve desveló generosamente los avatares y las dificultades que le significaron abandonar su actividad de mujer empresaria para abrirse de lleno a su vocación de "médium". Cuenta sin recelo:

El arranque de este proceso fue sumamente difícil porque, en un inicio, las entidades que se comunicaban conmigo procedían de planos espirituales muy bajos. A media noche me despertaban provocando ruidos en el plafón o en los muebles; me daban órdenes absurdas, me decían mentiras pérfidas pero, sobre todo, me obsesionaban para que escribiera acualquier hora...

Al interrogársele sobre su forma particular de recibir mensajes de otras dimensiones, relata:

Hace más de dos décadas se desarrolló en mí esta facultad llamada mediumnidad en forma de escritura intuitiva o telepática. Es un proceso en el que los pensamientos de entidades pertenecientes a otros planos de conciencia llegan a mi mente como dictado telepático, al tiempo que la pluma se mueve bajo el impulso de un magnetismo formando la palabra recibida mentalmente. Mientras esto sucede la inteligencia y el entendimiento están dormidos, dando paso a un gran vacío al que arriban las palabras para ser transcritas.

Siendo espontánea la pregunta sobre el tipo de mensajes que recibe, prosigue:

Me llega de esta forma mucha información de los guías y maestros que se encuentran en el mundo espiritual y que se encargan de asistirnos y dirigirnos hacia nuestro despertar de conciencia. Son mensajes sobre diferentes temas, como la evolución del hombre hacia el Supremo Creador, la naturaleza de nuestro verdadero ser, la reencarnación, el objetivo de la vida en el mundo físico, la creación artística y, muy a menudo, sobre la música y los efectos que produce en los seres vivos.

Aquí se impone resaltar que doña Carmen procede de una familia donde el cultivo del arte sonoro ha sido consustancial a su devenir y que para ella, en especial, es el arte que más la conmueve y la pone en comunicación con otras entidades. Inclusive, es necesario decir que es bisnieta del insigne compositor mexicano Aniceto Ortega (1825-1875), por quien nutre, justamente, una admiración rayana en la idolatría.

Sí, para mí la música, diciéndolo con Beethoven, es una revelación que está por encima de cualquier filosofía o religión. Es la manifestación artística por excelencia, pues es la que nos recuerda, con mayor exactitud, ese mundo del que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA