El cadáver exhibido "no es del Lazca" - 13 de Octubre de 2012 - Proceso - Noticias - VLEX 403411493

El cadáver exhibido "no es del Lazca"

Autor:Patricia Dávila
 
EXTRACTO GRATUITO

A petición de Proceso, especialistas de varias instituciones que pidieron el anonimato realizaron una identificación criminal empleando fotografías del cadáver exhibidas por la Semar, así como las imágenes en que el jefe de Los Zetas aparece en vida. Este ejercicio lo realizaron con base en el dictamen médico legal de la necropsia difundido por la prensa el viernes 12.

"El día 7 de octubre de 2012, en el anfiteatro de la Funeraria García, de Sabinas, Coahuila-señala el documento-, el perito médico forense de la PGJE (Procuraduría General de Justicia del Estado) realizó la necropsia de ley al cadáver de una persona que se tenía como no nombre (nn), emitiendo el dictamen médico legal de necropsia en los términos siguientes:

Examen traumatológico: "Herida (ocasionada) por proyectil de arma de fuego de grueso calibre con orificio de entrada en región occipital, alojando el proyectil en la base del cráneo, en la parte anterior izquierda, con trayectoria de atrás hacia adelante, de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha".

Una segunda herida "por proyectil de arma de fuego de grueso calibre con orificio de entrada en la parte posterior de la región parietal izquierda y orificio de salida en región parietal derecha, que fracturó el hueso occipital", además de otras cuatro heridas, también por proyectil de arma de fuego, que en opinión de los especialistas no son causa de fallecimiento: una en el glúteo derecho, otra en el glúteo izquierdo, la quinta en la región pectoral derecha-debajo de la tetilla- y la sexta en el codo derecho.

-¿En la herida número uno encontró incongruencias -se le pregunta a uno de los especialistas.

-Sí. Porque, ¿cómo es posible que una bala de grueso calibre se aloje en la base del cráneo? Normalmente, cuando son proyectiles de esta dimensión entran y salen, la atraviesan completamente porque el poder de destrucción es muy alto. Es el mismo efecto que los humanos tenemos cuando nos disparan en la cabeza, salvo en calibres pequeños: las paredes del cráneo pueden resistir esos impactos. Sin embargo, la Semar dice que los marinos dispararon a una distancia de 30 metros. ¡Imagínese el poder de fuego que tiene el arma para disparar de esa distancia y darle a la cabeza a alguien! No es común. No es normal que el rostro del cadáver esté completamente limpio.

-En la población de Progreso, donde, según las autoridades, fue abatido El Lazca, una testigo declaró al periódico Excél-siorque a uno de los ejecutados lo obligaron a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA