Carta a Juan Guillermo López - 1 de Noviembre de 2020 - Proceso - Noticias - VLEX 851346737

Carta a Juan Guillermo López

 
EXTRACTO GRATUITO

Querido Juan Guillermo:

El martes 27 dejaste de respirar casi a la misma hora en que hubiéramos tenido la reunión quincenal, que por desgracia es vía zoom desde hace ya muchos meses, del comité editorial de Ediciones Proceso. Así lo decidió el destino misterioso que define el límite de la vida.

Te recuerdo, Juan Guillermo, en tus visitas a mis oficinas de Proceso, un año sí y el otro también, en busca de un espacio para lo que me decías que era una ilusión tuya: participar en la edición de libros con el sello de Proceso.

Y te retirabas, sonriente y optimista como habías entrado. Será para la próxima, decíamos ambos.

Conocía bien tu carrera de éxitos en otras editoriales. Eras considerado un editor de la vieja escuela, estilo Joaquín Díez-Canedo, o Arnaldo Orfila, pero no eras obsoleto. Te ajustaste a los tiempos para ofrecer catálogos siempre novedosos en casas editoriales como Planeta, Patria, Plaza & Janés, Malpaso... De tus brillantes cualidades como editor y librero platicaba con frecuencia con nuestro mutuo amigo, que igual te llora, Ariel Rosales.

Con capacidad y entrega dirigiste la sucursal del Fondo de Cultura Económica en España.

En 2018, como director de Proceso, tomé la decisión de dar un nuevo impulso a la producción intermitente de libros con el sello del nombre de nuestra revista. Mi idea era darle una personalidad propia, ampliar la gama de temas y de autores y tratar de entrar a las ligas mayores en el mundo del libro, en complemento del semanario impreso y de su página web.

El que te llamó entonces fui yo. La tarea que te encomendé era un desafío: darle forma a un proyecto circunstancial e intuitivo. Y no me equivoqué: con nosotros ejerciste no sólo tu larga experiencia editorial, sino tu cultura amplia y tus relaciones y contactos, que sorprendían por abundantes, en México, Europa y América Latina.

Tu paso por Proceso, por azares de ese destino inconsecuente e inclemente, fue breve pero fructífero. Contribuiste a hacer de Ediciones Proceso una realidad con presencia importante en librerías y otros puntos de venta, creaste y bautizaste colecciones, y algunos de tus trabajos editoriales, aun por salir a la luz...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA