Caso fertinal. Lozoya, Nafin y el "Compromiso Azteca" - 10 de Noviembre de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 825777717

Caso fertinal. Lozoya, Nafin y el "Compromiso Azteca"

Autor:Mathieu Tourliere
 
EXTRACTO GRATUITO

El 28 de octubre de 2015, después de asegurarse de que Pemex pagaría hasta el último centavo de los 635 millones de dólares que pedía para comprar Grupo Fertinal, el consejo directivo de Nacional Financiera (Nafin) pasó por alto su propia normatividad y decidió financiar esta operación con dos créditos simples por un monto total de 267 millones 400 mil dólares.

Pemex, entonces dirigida por Emilio Lozoya Austin, utilizó los 635 millones de dólares para comprar las acciones de Fertinal y pagar las deudas que la empresa debía a compañías de Ricardo Salinas Pliego, por un monto superior al que acordaron los consejeros de Nafin.

El acta de la sesión del consejo directivo de Nafin, que Proceso obtuvo mediante solicitud de transparencia, muestra que el organismo aprobó una "excepción normativa" para autorizar el préstamo, ya que "la adquisición de acciones y el refinancia-miento de pasivos no están contemplados en el manual de crédito".

En el marco de sus investigaciones sobre las irregularidades que rodean el caso Fertinal, la actual administración federal está poniendo la lupa sobre el otorgamiento de estos créditos, sin los cuales Pemex no hubiera contado con los recursos suficientes para comprar la empresa de fertilizantes.

Pese a que varios funcionarios expresaron reservas sobre la viabilidad del proyecto Fertinal, Pemex se hizo garante de dos contratos de crédito, celebrados el 22 de diciembre de 2015: Nafin y el Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext) prestaron 507 millones 400 mil dólares en total, y Banco Azteca, de Salinas Pliego, aportó los 127 millones 600 mil dólares restantes. Estos contratos establecían que la empresa de fertilizantes era "solvente" y que sus estados financieros eran confiables.

Sin embargo, los funcionarios de Pemex, Nafin y Bancomext tenían evidencias de que la empresa no gozaba de buena salud financiera y posiblemente había inflado el valor de sus plantas, terrenos y maquinaria, para aumentar el costo de venta.

En una denuncia de hechos que interpuso ante la Fiscalía General de la República (FGR) el pasado 5 de marzo, Pemex no sólo señaló un presunto sobreprecio de 193 millones de dólares en la adquisición de Fertinal; también puso énfasis en que el crédito se otorgó pese a que la empresa estaba "técnicamente en quiebra".

La abogada de Pemex, Martha Edith Rodríguez Acosta, señaló en la denuncia que posiblemente se cometió un "delito especial previsto en la ley de instituciones de crédito", el cual establece sanciones de hasta 10 años de prisión y 50 mil días de salario para "los consejeros, funcionarios o empleados de las instituciones de crédito (...) que, conociendo la falsedad sobre el monto de los activos o pasivos, concedan el crédito".

Por su parte, el pasado 4 de octubre la Secretaría de la Función Pública (SFP) instruyó a los órganos internos de control de Nafin y Bancomext para que "investiguen presuntas irregularidades relacionadas con la participación de dichas instituciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA