El Chapultepec de Cuernavaca - 2 de Julio de 2016 - Proceso - Noticias - VLEX 644757197

El Chapultepec de Cuernavaca

Autor:Judith Amador Tello
 
EXTRACTO GRATUITO

Cuernavaca, MOR.- Pese a que las barrancas son elementales para la conservación de la biodiversidad de esta capital y a ellas se debe el clima que la ha hecho ser llamada "La ciudad de la eterna primavera", la pésima educación ambiental consiguió convertirlas en sinónimo de tiradero de basura.

Es decir, espacios para desechos de todo tipo, una especie de patio trasero para las casas aledañas e incluso drenaje.

Pero Barranca Chapultepec ya es una excepción, pues desde hace tiempo la ha funcionado como un parque de diversiones. Y es objeto del rescate que busca devolverle su carácter de zona natural protegida -otorgada por decreto presidencial de Lázaro Cárdenas-, reutilizando algunos de sus espacios para actividades culturales.

Durante un recorrido realizado por Proceso, en esta Barranca de aproximadamente 11 hectáreas de terreno y 1.5 kilómetros de largo, los secretarios de Cultura del estado, Cristina Faesler; de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras MacBeath; y el director general de Participación Ciudadana de esta última secretaría, Ernesto Salvador Cobos, expusieron los avances en la recuperación del sitio, llamado Parque Estatal Urbano Barranca de Chapultepec o más popularmente Parque Ecológico Chapultepec.

Frente a lo que fuera una jaula de monos que se han enviado ya a Catemaco, Veracruz, Cobos recuerda que durante décadas este lugar tuvo, si no propiamente un zoológico, sí varios animales en cautiverio ajenos al entorno natural de Cuernavaca, lo que resultó en perjuicio de la fauna endémica y de las propias especies foráneas. Es el caso de un par de cocodrilos que serán donados a otro sitio, porque no obstante provenir de clima cálido. Viven en el paso de agua helada del manantial que alimenta la barranca.

El parque, privado en una época, se llamó Jungla Mágica, y además de los monos tenía aves rapaces, patos, focas, un delfi-nario y hasta una ballena orea. En el río se había introducido la carpa koi, pez de agua dulce conocido también como carpa europea, que ha llegado a ser considerada como una de las cien especies exóticas más dañinas del mundo (https:// es.wíkipedia.org/wíki/Cyprinus_carpio).

Este pez puede llegar a medir hasta 80 centímetros de largo y estaba terminando con dos especies nativas, pero se ha rein-troducido para repoblar el río que atraviesa la barranca: el cangrejito barranqueño y la carpita morelense, ambas entre entre 8 y 12 centímetros de longitud.

Igualmente se está haciendo una campaña de concientización para que los vecinos controlen a sus animales domésticos, como perros y gatos, y evitar no escapen a la barranca, donde está prohibido ingresar mascotas pues sus parásitos y enfermedades pueden ser transmitidas eventualmente a las especies que tradi-cionalmente habitan ahí.

Cobos resume que al parque se le estaba dando un uso ajeno al que la nor-matividad señala para el caso de áreas naturales protegidas:

"Ésta es quizá...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA