La comedia política / El procurador despistado - 27 de Agosto de 2013 - Metro - Noticias - VLEX 456664186

La comedia política / El procurador despistado

 
EXTRACTO GRATUITO

Yo no quería, pero luego de ver el papelazo que está haciendo el procurador del DF, Rodolfo Ríos, con el caso Heavens me veo obligado a contar el chiste de "El hombre que se transformaba en animal".

Llegó el circo al pueblo y causó enorme expectación, pues anunciaba un acto nunca antes visto, un auténtico prodigio de prestidigitación, un suceso inolvidable: "El hombre que se transforma en animal".

La función inaugural era el domingo a las 6 de la tarde, pero desde el viernes al mediodía había gente formada esperando ansiosa conseguir un boleto. Las madres acamparon a un costado de la carpa y eran relevadas por sus maridos. Todo el pueblo quería estar ahí para ver a "El hombre que se transforma en animal".

Finalmente llegó el día y en menos de 5 minutos todos los asientos estaban ocupados. No cabía nadie más en las butacas, tal vez porque no había nadie más en el pueblo. Todos habían logrado meterse en la función, así fuera con el niño sentado en las piernas de la madre y la señora sentada en las piernas del marido y el señor, bueno, pues el señor aguantando o disfrutando, según fuera el caso.

Apareció el maestro de ceremonias y luego de un redoble de tambor -turuntuntun... ¡psss!- dijo:

-Damas y caballeros, niñas y niños, esta noche les presentaremos a "El hombre que se transforma en animal". Pero antes... ¡los payasos!

Salieron los payasitos, hicieron sus gracias y... turuntuntun... ¡psss!, sonó el redoble del tambor indicando el fin del acto.

Volvió a aparecer el maestro de ceremonias, la música calló, a un niño se le atragantaron las palomitas, a un marido se le estaba gangrenando la pierna y todo el público escuchó expectante:

-Esta noche conocerán ustedes al único e incomparable hombre que se transforma en animal. Pero antes... ¡los acróbatas!.

Salieron los acróbatas, hicieron sus piruetas y... turuntuntun... ¡psss!, sonó el redoble del tambor indicando el fin del acto.

A pesar de ser más de las 6 de la tarde, el calor...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA