La costosa Operación Jalisco - 3 de Mayo de 2015 - Proceso - Noticias - VLEX 570530867

La costosa Operación Jalisco

Autor:Felipe Cobián, Jorge Covarrubias, Alberto Osorio M. y Gloria Reza
 
EXTRACTO GRATUITO

GUADALAJARA, JAL.- La mañana del viernes 1 la entidad vivió una de las peores jornadas de violencia de los últimos años, más grave aún que la del 9 de marzo de 2012, cuando sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) bloquearon 16 vialidades tapatías e incendiaron vehículos en varios municipios.

Hace tres años fueron detenidos varios capos de la organización y los bloqueos permitieron a Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, romper el cerco y escapar. Pero el viernes 1 la violencia se desbordó.

Esas acciones se realizaron de manera simultánea antes de mediodía en 19 municipios y empezaron justo después de que se pusiera en marcha la Operación Jalisco, cuyo propósito es garantizar la seguridad de la población de esta entidad y de Colima, según informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Las autoridades federales y estatales tardaron en reaccionar, y lo hicieron de manera confusa, lo que alimentó versiones en la prensa sobre la supuesta captura de El Mencho y su hijo Rubén Oseguera González, El Menchito o El Junior, de 23 años; algunos medios se refirieron incluso a la probable muerte de ambos capos. Hasta el cierre de esta edición no se había corroborado ninguna de las dos versiones.

Las llamas de los vehículos incendiados aún no se extinguían cuando el gobernador Aristóteles Sandoval hizo el recuento de daños en una conferencia de prensa: "Estamos en reunión con el Gabinete de Seguridad para activar la Operación Jalisco para detener a los criminales", aunque no mencionó al CJNG.

De inmediato se aplicó al "código rojo" en la entidad para proteger a la población. La Zona Metropolitana de Guadalajara estaba desquiciada por la furia de la organización del Mencho, la de mayor intensidad registrada en los últimos años.

Horas más tarde, a las ocho de la noche del viernes 1, el comisionado Nacional de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubi-do García, explicó que al inicio de la Operación Jalisco y las reacciones del "grupo criminal" -tampoco mencionó su nombrese tomaron las medidas necesarias con las autoridades locales para reforzar la seguridad en entidades colindantes con Jalisco.

Esa operación, en la que participan el Ejército, la Marina y la Procuraduría General de la República, así el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, además de costosa se inició semanas después de que El Mencho y su gente comenzaron a imponer su ley.

La entronización del capo

En pocos años, Nemesio Oseguera Cervantes cobró fama en México y Estados Unidos y hoy es considerado uno de los principales capos del narcotráfico en México.

Antiguo policía municipal de Cabo Corrientes -en la costa norte del estado, próximo a Puerto Vallarta-, El Mencho se transformó en uno de los principales dirigentes del CJGN, la organización que hoy trae en jaque a las autoridades federales y estatales, como lo mostró el pasado viernes 1 al instrumentar decenas de bloqueos e incendios en 19 municipios jaliscienses.

Durante meses se consideró al Mencho como el líder indiscutible de esa organización. Pero el 28 de febrero último, cuando un grupo de marinos capturó en Puerto Vallarta al empresario Abigael González Valencia, El Cuini, se supo que él era el verdadero padrino del CJNG; incluso trascendió que ofreció 50 millones de pesos a sus captores para evitar ser videograbado.

Pese a que El Cuini está preso -o quizá por eso-, la organización criminal lide-rada por El Mencho y su hijo radicalizó sus acciones en las últimas semanas. A ella se le atribuyen los ataques del 19 de marzo contra los agentes de la Gendarmería Nacional en la ciudad de Ocotlán, donde fallecieron cinco policías federales.

El CJNG también estuvo detrás de la emboscada del pasado 6 de abril en el tramo carretero de la vía libre Vallarta-Las Palmas-Mascota-Guadalajara, en la cual fueron asesinados 15 integrantes de la Fuerza Única Regional.

Hábil para huir de los cercos que le han tendido el Ejército, la Marina y agentes federales, El Mencho -quien también se hace llamar Lorenzo Mendoza- tiene al menos cinco órdenes de aprehensión en el país. En los últimos años estuvo a punto de ser detenido en por lo menos tres ocasiones.

Quien no tuvo suerte fue El Menchito, detenido a finales de enero de 2014. Permaneció 11 meses en prisión, pues el 26 de diciembre un juez federal ordenó su puesta en libertad por falta de pruebas y él abandonó el Penal Federal de Puente Grande.

Policías estatales comentan a los reporteros que El Mencho delegó el liderazgo de la organización al Menchito justo cuando éste recuperó su libertad.

Hoy, el CJNG tiene presencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA