Cultura gamer: juego en auge - 3 de Junio de 2018 - Metro - Monterrey - Noticias - VLEX 726670473

Cultura gamer: juego en auge

 
EXTRACTO GRATUITO

Desde las personas que se sumergen por horas en videojuegos, donde se convierten en aventureros con una misión, hasta aquellos que aprovechan la fila en el banco para jugar Candy Crush.

Todos forman parte de la cultura gamer en Monterrey.

El gusto por disfrutar de un juego, ya sea en consola o celular, se comparte en un amplio espectro de edades y perfiles, coinciden especialistas.

Y es que más allá de los cambios en la sociedad misma, el auge del gaming se le puede atribuir a una revolución que está fuertemente ligada con la vida de la gente: la tecnológica.

"Piensa en la influencia de los gadgets: muchos tienen un celular inteligente, una tableta o simplemente una cuenta de Facebook en donde tienen acceso a estos juegos", asegura José Carlos Campos, especialista en animación y artes mediáticas.

"Lo que he notado en la industria es que estos medios nos dan pauta para socializar y que el gaming se expanda más".

De acuerdo con estudios del NPD Group, organización de investigación de mercado, las compañías de videojuegos se mantuvieron estables durante la crisis económica 2008-2009, agrega el también catedrático de la UDEM.

Esto habla de la fortaleza de la industria y su lugar en el gusto de la gente, que ve en estos juegos un medio de entretenimiento, afirma. En la Ciudad dicha presencia es palpable.

Es posible encontrar un perfil amplio de usuarios: desde chicos de 12 años que prueban nuevos juegos porque vieron transmisiones de youtubers que los recomendaron, hasta amas de casa que usan Candy Crush, asegura Luis Jaramillo, consultor de comunicación especializado en videojuegos y entretenimiento digital.

"Para dar prueba de la presencia gamer en la Ciudad basta con ver el número de tiendas de videojuegos que hay en los centros comerciales, o incluso los llamados Gaming Centers en algunos de los distritos más ricos de por aquí", dice.

"No sólo los chicos juegan con consolas. Piensa en la gente que creció con el Atari o el Nintendo, ellos son gamers desde la infancia y ahora que tienen poder adquisitivo pueden invertir en este gusto. Hay un negocio en Monterrey".

Pero más allá de ser un mero hobbie o una oportunidad laboral, el gaming es toda una cultura, coinciden los expertos, donde los gustos de los jugadores delinean la formación de grupos con sus propias identidades, así como la emergencia de líderes de opinión.

DE YOUTUBERS Y TWITCHEROS

Los términos "twitchero" y "youtuber" ya son parte del vocabulario de la gente, y en el mundo de los videojuegos estas palabras se pueden utilizar para referirse a influencers.

"Tienes estas plataformas, como Twitch o YouTube, donde el usuario puede hacer un exposure o una demostración en vivo de cómo es el videojuego. Esto le da más a la gente de lo que los medios pueden decir sobre un producto", dice Jaramillo.

"Los twitcheros y youtubers generalmente transmiten una emoción por el producto y esto los hace muy llamativos, especialmente para los gamers y seguidores más pequeños. Estas personas son una marca, tienen una identidad y una base de seguidores".

En otras palabras, cada influencer tiene un patrón de cómo y qué tipo de juego juega, ahonda. La comunidad de dicha persona espera que siga dicho patrón y lo castiga con críticas si se sale de éste. Todo lo anterior es posible gracias a las redes sociales donde los gamers se expresan libremente y comparten información.

Hay títulos de consolas que llegan a ser populares por errores de programación o un aspecto peculiar que uno de estos influencers hizo notar y simplemente se le hizo gracioso, añade Katz.

"Estas personas crean confianza en el juego porque sus seguidores ven que les está gustando un determinado título. Desde el punto de vista de la mercadotecnia es impresionante ver cómo muchas opciones de consumo depende de los influencers".

JUGADOR HARDCORE VS. CASUAL

El estereotipo del gamer poco sociable, que antes estaba fuertemente asociado con la cultura geek, cada vez tiene menos relevancia, indica Jaramillo.

"Recordemos que los que juegan Angry Birds en sus celulares ya son gamers, entonces esta idea del nerd deja de tener sentido", asegura el también encargado de relaciones públicas del Ennui Studio, grupo de desarrollo de videojuegos independiente basado en Monterrey.

"Lo que hemos observado, entre la experiencia y los estudios de mercado que hemos hecho, es que tienes a tus jugadores hardcore que van a jugar todo tipo de juego sin importar si viene de una compañía consolidada o independiente. Ellos disfrutan los riesgos y experimentan".

Aron Katz, experto en marketing digital, enumera otras características de estos gamers:

"Son los jugadores que van a tener todo tipo de consolas, las comparan y saben qué juego saldrá cada semana. Entiendo que no les gusta cuando sale un videojuego que es muy accesible para el público porque lo asocian con algo que no es único para ellos", expresa.

Por otro lado están los gamers casuales, agrega el especialista. El concepto se refiere a aquellos que compran la consola de moda, adquieren los juegos más vendidos y tardan más tiempo en consumirlos.

Estos dos grandes grupos dan forma a la cultura gamer, coinciden Jaramillo y Katz.

INDUSTRIA CON FUTURO

Más allá de que el gaming sea un hobby, los regios también están mostrando interés por crear sus propios videojuegos, afirma José Carlos Campos.

La demanda de las nuevas generaciones es tal que las universidades locales, como la UANL, el Tecnológico de Monterrey, la UDEM y la U-ERRE, ya cuentan con programas relacionados con la animación.

"Estas carreras no sólo involucran hacer dibujitos para videojuegos violentos. Estos egresados también pueden desarrollar juegos didácticos para los niños y animaciones educativas. El campo está en auge".

De acuerdo con el experto en animación y artes mediáticas, hasta estudiantes de prepa desarrollan sus s juegos, gracias a softwares que permiten una fácil programación.

Luis Jaramillo estima que en la Ciudad hay entre 100 y 200 grupos informales o no registrados ante el SAT que hacen sus videojuegos.

"Tal vez los estudios de desarrollo de juegos que hay aquí no se comparan con las grandes empresas que están en el extranjero. Pero de que hay un mercado gamer en Monterrey lo hay".

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA