EL DIRECTOR DE RÍODOCE "No podemos dejar que nos gane el miedo" - 29 de Julio de 2017 - Proceso - Noticias - VLEX 690692649

EL DIRECTOR DE RÍODOCE "No podemos dejar que nos gane el miedo"

Autor:Patricia Dávila
 
EXTRACTO GRATUITO

En Sinaloa se trabaja "administrando el miedo", sostiene Ismael Bojórquez, director del semanario Ríodoce, fundado en febrero de 2003 por él y Javier Valdez Cárdenas, quien fue asesinado el pasado 15 de mayo.

Y se pregunta: "¿Que si hay miedo? Siempre lo ha habido.

"Javier solía decirlo: en Sinaloa los reporteros trabajamos con la mano en el culo. No importa si es más grande el miedo que el compromiso periodístico. Si te gana el miedo tienes que aprender a administrarlo", comenta Bojórquez a Proceso.

Los reporteros de Ríodoce no traen escoltas, pese a que tanto el gobierno de Sinaloa como el federal les ofrecieron apoyo por medio del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

"No he querido. Llevo una vida normal en mi casa, con mi familia, mis hijos. Siempre, por supuesto, con el riesgo de que algo me pueda ocurrir", dice Bojórquez.

No obstante, admite, tras el asesinato de Javier "a manos del narco" comenzó a tomar precauciones para reducir el nivel de riesgo. "Renuncias a tu vida social, a tu vida nocturna, a las cervezas con los amigos. Fuera de eso, tratamos de llevar una vida normal sin que nos gane el miedo", reitera el director de Ríodoce.

Por primera vez habla sobre su labor periodística después de la ejecución de Valdez Cárdenas en una entidad que, dice, es cuna de los cultivos de amapola, mariguana y los narcotraficantes del país más poderosos.

-¿Qué ha significado para ti la muerte de Javier?

-Es una perdida muy grande. Conocí a Javier hace 25 años; trabajamos juntos poco más de 20. Estuvimos en el periódico Noroeste cuando yo era jefe de información; allí comencé a conocerlo profesionalmente y nos hicimos muy amigos. Platicábamos mucho en su casa o en la mía.

Fue por Valdez que Bojórquez se acercó a la música del español Joaquín Sabina, así como al blues y el jazz. Esos dos géneros le encantaban al corresponsal del periódico La Jornada.

"Nos identificaba la visión que teníamos de la sociedad, de la problemática que azotaba a Sinaloa y, de alguna forma, al país. Por esas coincidencias trabajamos juntos a partir de 1996. Eso nos ayudó a entendernos como personas y como periodistas. En 2002 salimos de aquel periódico; hubo cambios que no nos gustaron porque acotaban la libertad que habíamos tenido."

Junto con Valdez y él se salieron otros dos compañeros. Los cuatro formaron una sociedad anónima y fundaron Ríodoce: "Hicimos acciones, promovimos el periódico en Culiacán, Mazatlán y Guasave...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA