El doctor Zedillo, el provocador - 11 de Octubre de 2018 - El Economista - Noticias - VLEX 741929753

El doctor Zedillo, el provocador

 
EXTRACTO GRATUITO
Indonesia Meeting

Bali, Id. Sigue siendo aquel, pero dejó el traje azul y la corbata en otro lado. En Bali trae un traje beige y sin corbata. El mismo lenguaje corporal, rígido, ahora más encorvado. La misma mirada inquisitiva. ¿Sigue siendo aquel? Ernesto Zedillo se ha convertido en un rock star de las conferencias económicas de alto nivel y disfruta su rol. Más de 400 personas están ahí y lo miran con respeto.

Desde su puesto en Yale, se le reconoce como un pontífice del neoliberalismo. Argumenta con elocuencia "No culpen a los mercados ni al libre comercio. Lo que ha fallado son las políticas públicas". Disfruta la polémica e interrumpe a Christine Lagarde más de una vez. Ella modera un panel y quiere ser el abogado del diablo, pero ese papel le sienta mejor al ex presidente porque aquí el neoliberalismo se ha convertido en uno de los diablos: "hay mucha gente que la está pasando muy mal en los países desarrollados, ¿esto no es en parte consecuencia del libre comercio?", pregunta la directora del FMI, Zedillo no espera a que la francesa termine la frase y dice en un inglés con fuerte acento, "hay documentos del FMI que por momentos trasmiten un sentimiento de culpa. Creo que no han levantado la voz en contra de políticos populistas que manipulan los hechos"

Lagarde sonríe. No deja de sonreír y replica: "nuestra posición es clara a favor del libre comercio. En lo personal, yo lo he defendido desde que era Ministra de Comercio, en el 2005".

El FMI está a favor del libre comercio. "¿Desde cuándo debe dejarlo claro?", pregunta un periodista inglés que está cerca de mí. El nombre del panel lo dice así. "Cómo el comercio puede promover el desarrollo para todos". En el panel están también el comisario de Economía de la Unión Europea, Pierre Moscovici y el director de la OMC, Roberto Azevedo, además de un ministro danés que se parece a Leonardo Di Caprio, pero con casi dos metros de estatura. El francés Moscovici es el más prudente de todos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA