Duende es un retorno al amor original y a la pasión - Noticias - VLEX 850446826

Duende es un retorno al amor original y a la pasión

 
EXTRACTO GRATUITO
Duende es un retorno al amor original y a la pasión

Entrevista. Carla Canales, cantante mezzosoprano

La artista mexico-estadounidense acaba de lanzar un álbum inédito inspirado en Federico García Lorca

Un jadeo acelerado, profundo, que entrecorta la respiración, como cuando un corredor está a punto de alcanzar la meta, tras el sprint. Así suena ‘Arrival’, el tema que abre el nuevo álbum de Carla Canales, un material con mucho ‘duende’.

La artista mexico-estadounidense acaba de lanzar su más reciente producción, “Duende”, en la que nos ofrece un autorretrato íntimo e inspirador que sintetiza de algún modo el mestizaje cultural que ha nutrido su trayectoria humana y creativa.

Inspiradas en Federico García Lorca, las 11 piezas compiladas en esta inédita entrega, de la mano del productor Christopher Botta, hacen que la voz, el piano, el violonchelo y el violín unan las raíces del pasado con el porvenir. Del pozo profundo de la reminiscencia llegan los ecos del flamenco, ritmos bereberes y andaluces y de una canción de cuna, que luego se transforman en música electrónica, ‘indie’, o ‘dream pop’.

Carla reconoce en este trabajo la influencia de Björk. “Sus canciones están llenas de emoción y de imaginación y eso yo lo valoro mucho. Fue como una luz para mí y busqué inspiración en lo que ella ha hecho, me dice en entrevista telefónica desde Nueva York.

El concepto duende se refiere al espíritu y la sangre que corre por las venas de los cantaores y bailaores flamencos, “descendiente de aquel alegrísimo demonio de Sócrates”, dijera Lorca, que permitió a Carla regresar a su infancia y descubrir las más partes más oscuras y vibrantes de su alma, me confiesa.

Con “Duende”, Carla está dando un gran salto de fe, el salto kierkegaardiano, O lo uno o lo otro. Es mezzosoprano y viene de una trayectoria exitosa en el mundo de la ópera. Su interpretación de Carmen, en la obra de George Bizet, la hizo famosa y la llevó por todo el mundo con más de 80 presentaciones. Allí se cumplió uno de los sueños de su infancia; pero faltaba otro, uno más hondo y lejano que provenía de dos generaciones antes que la suya, cuando su abuela mexicana le cantaba canciones de Cri-Cri, de donde le nació la pasión por el canto.

“En este álbum yo quise regresar a mi infancia, porque siendo cantante de ópera, que es un trabajo que requiere mucha técnica, mucho estudio y mucho tiempo, en la ópera no dejas de ser intérprete porque ya todo está escrito en la página y yo quería hacer algo distinto, yo quería...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA