Cuando un empleado hace su trabajo por gusto y no por obligación - Noticias - VLEX 739944161

Cuando un empleado hace su trabajo por gusto y no por obligación

 
EXTRACTO GRATUITO
Trabajador de una cervecería artesanal de San Miguel de Allende - Foto: Cortesía

El compromiso laboral de un colaborador con la empresa es un término relacionado con la afectividad. El empleado cumple con las tareas que le delegan porque desea hacerlo, no porque sea una orden, precisa Jorge Iván Marroquín, secretario académico del Colegio de Abogados del Valle de México al finalizar su ponencia Cómo se logra el compromiso laboral en el Foro IDC Rumbo al nuevo sexenio.

Marroquín considera que las tres quejas más recurrentes de los colaboradores con respecto a su trabajo están relacionadas con carencias: sus jefes no los escuchan, no se respeta el reglamento de trabajo y no hay salario emocional. Cuando estos tres carencias son atendidas, el capital humano asume un compromiso con su papel y con la organización donde trabaja.

“Un colaborador que está comprometido con su trabajo genera un ambiente sano: se pone la camiseta. No se la pasa hablando. Asume responsabilidades y su trabajo es bueno. Además, contagia a sus compañeros para que hagan bien sus tareas. Sabe trabajar en equipo y hace suyos los objetivos de la empresa”, describe Jorge Iván Marroquín en entrevista con Factor Capital Humano.

Las empresas pueden promover un mayor involucramiento de sus colaboradores aplicando esquemas de trabajo por objetivos y no por horarios . “Cuando no hay compromiso, la productividad del colaborador baja. No se cumplen los objetivos”, apunta el abogado.

“Es necesario que las empresas generen espacios de comunicación entre jefes y colaboradores para conocer los problemas y darles una solución inmediata. Pero también para escuchar las propuestas de los empleados y con esto se crea un sentido de utilidad para el capital humano”, asegura.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA