Entregas en caliente / Rojo y blanco - 31 de Mayo de 2019 - Metro - Noticias - VLEX 788813193

Entregas en caliente / Rojo y blanco

 
EXTRACTO GRATUITO

Antes de llegar a su cuarto orgasmo, Natasha gime de placer mientras mueve las caderas al tiempo que el pintor David Malerevich le estruja las tetas. Ella está boca arriba acostada sobre el piso mientras él la embiste de frente. Varias gotas de sangre que escurren por la cabeza y el rostro del pintor le caen sobre las tetas, sobre el abdomen.

Sin interrumpir el coito, con la yema de sus dedos, David esparce su sangre sobre la piel de la rusa como si la estuviera pintando o tatuando para el ritual de fertilidad de una tribu. El rojo vivo de su sangre contrasta con la piel blanca como la nieve de la estepa siberiana. Es tanta su pasión por el sexo y por el arte que ha logrado conjuntarlos en el cuerpo de Natasha.

La rubia siente hasta el fondo la erección de David palpando sus paredes internas, estimulando su punto G. Se arquea de placer cuando el pintor acaricia sus pezones embadurnándolos con su propia sangre y la arrebata el cuarto orgasmo cuando le roza el clítoris con la punta del dedo pulgar. Natasha se chorrea con un impetuoso squirt. Nunca antes había sentido orgasmos tan intensos generados por emociones tan fuertes.

Natasha suspira agradecida admirando la belleza y la locura del artista que todavía permanece dentro de ella. David humedece sus dedos con los líquidos del squirt para adelgazar su sangre y darle otras tonalidades a la pintura que está realizando sobre el cuerpo de la rusa.

-Te vas a desangrar -advierte Natasha preocupada.

-Eso es precisamente lo que estoy buscando. ¿No te das cuenta?

-Pues yo no quiero ser parte de tu muerte -contesta Natasha severa levantándose del piso.

-Si hubieras disparado del gatillo, no tendríamos ahora esta discusión.

-Déjame llevarte con un médico -pide Natasha.

David hace una mueca acompañada de un chasquido, toma un lienzo y se pone a pintar con su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA