La escuela, decisión que marcará su vida

Para poder llevar a tus hijos a la escuela todas las mañanas te tienes que levantar una hora más temprano porque queda lejos, así que mejor los cambias a uno más cercano, ¿estarás tomando una buena decisión?

Al escoger un colegio recuerda que el niño pasará casi la cuarta parte de su vida en éste.

A la hora de elegir, ten en cuenta los valores de la institución, nivel académico, maestros, características de tu hijo y ambiente.

De acuerdo a tus valores

Lo primordial para que te se sientas a gusto con la escuela que vas a escoger es que la institución educativa concuerde con los valores y creencias de la familia, asegura Jesús Amaya Guerra, especialista en educación.

"Creo que el punto crítico de la familia es: ¿qué es lo que yo quiero para mi hijo a nivel de valores, conocimientos y actitudes?, y partiendo de ahí hay que seleccionar la escuela", menciona.

"Por ejemplo, si uno de mis valores importantes es el aspecto religioso y soy católico, voy a buscar una escuela católica".

Otro ejemplo sería que si consideras que para enfrentarse a la modernidad de hoy quieres que aprenda inglés, inscríbelo a una escuela bilingüe.

Un buen maestro

Él va a ser su mentor, su ejemplo a seguir y su autoridad después de ti, así que es importante que el niño guarde una buena relación con su profesor, lo respete y se sienta a gusto con él.

"Lo que yo recomiendo es que el niño haga 'click' con su profesor y a partir de ahí de un estado emocional muy sólido y arriba de esa buena relación el niño va a tener éxito como persona, va a tener comprensión, respeto a su niñez y así el conocimiento va a ser una consecuencia agradable", explica Ismael Vidales, pedagogo y investigador educativo.

Para que el alumno tenga que buen rendimiento y se refleje en las calificaciones, es importante que tenga la suficiente confianza con el maestro, indica Vidales.

Forma de ser del niño

Si el niño es muy serio o tímido, o tal vez extrovertido e hiperactivo, también es importante que la escuela sea adecuada para su forma de ser, ya que cada colegio cuenta con un diferente sistema.

"Por ejemplo, si el hijo es muy hiperactivo y tiene déficit de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba