El expresidente Rafael Correa propone "ir a elecciones anticipadas" - 20 de Octubre de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 819891361

El expresidente Rafael Correa propone "ir a elecciones anticipadas"

Autor:Hernán Gómez Bruera
 
EXTRACTO GRATUITO

Frente a la crisis que enfrenta la nación sudamericana, Rafael Correa (presidente entre 2007 y 2017) apunta: "En Ecuador hay una salida claramente establecida por la Constitución". Esa salida consiste en convocar a elecciones anticipadamente para hacer frente a una crisis social y política desatada por un gobierno que "traicionó" el mandato de las urnas.

Correa aclara cuál ha sido su papel y el de sus seguidores en las manifestaciones, rechaza haber promovido cualquier acto violento y hace referencia al rol de México, que ha otorgado asilo a varios militantes de la "Revolución Ciudadana", hoy objeto de persecución política.

En entrevista exclusiva para Proceso, Correa denuncia la injerencia de Estados Unidos en la región, el uso político de la justicia en Ecuador (nación ahora gobernada por Lenín Moreno) y otros países de la zona, y contrasta la situación por la que atraviesa su país con la Venezuela de Nicolás Maduro.

Moreno, "cabeza de playa" de EU

-Ecuador está inmerso en un nuevo periodo de inestabilidad política que nos hace recordar esos años en los que caían presidentes a cada rato. ¿Estamos volviendo a esas épocas?

-Sí, aunque con una diferencia: hoy existe una gran inestabilidad social y económica que no se traduce en una inestabilidad política, porque tanto los grupos de poder que apoyan al gobierno como Estados Unidos buscan mantener a Moreno a sangre y fuego, a pesar de ser un presidente inexistente que encabeza un gobierno en estado vegetativo.

Lenín Moreno ha sido la cabeza de playa de Estados Unidos en América del Sur en cuestiones como la destrucción de Una-sur, el proceso de integración más importante de nuestra historia. También cuando se trata de atacar a Venezuela, de darles una base militar en Galápagos (contra lo establecido por la Constitución), al entregar a Julián Assange y, por sobre todas las cosas, al apresar a los correístas.

-¿Usted ve hoy una mano de Estados Unidos en otros países de América Latina, más allá de Ecuador?

-Sí. Hoy más que nunca hay una necesidad feroz de intervención. Basta ver lo que están haciendo con Venezuela, donde existe un bloqueo criminal. El sector público venezolano no puede hacer una sola operación financiera porque le han bloqueado todas sus cuentas, bonos y activos. La injerencia de Estados Unidos ha perdido todo recato y es hoy más evidente que nunca.

-¿En qué sentido se puede afirmar que en Ecuador hay un retroceso democrático?

-La democracia no sólo se rompe con un golpe de Estado, sino también cuando un proyecto político que gana una elección se tira a la basura, como ocurrió con Moreno en 2017. En Ecuador tenemos un presidente corrompido que se ha entregado a los grupos de poder para aplicar el proyecto neoliberal exactamente contrario al que ganó en las urnas.

-¿Qué le parece la postura de la OEA? Luis Almagro ha expresado su respaldo al gobierno de Moreno y dijo que éste debe concluir su periodo...

-¿Por qué debería concluirlo si es un criminal? Es un presidente que traicionó el plan de gobierno, quebró la democracia, ha roto al menos cinco veces el estado de derecho y está reprimiendo. ¿Por qué debería seguir en su puesto si la Constitución contempla una salida?

"Para resolver ese tipo de conñictos la Constitución de 2008 estableció, en sus artículos 130 y 148, la posibilidad de anticipar elecciones. Esa es la solución para lograr la tan ansiada estabilidad social y económica.

"La OEA nunca ha hablado de la brutal represión, a pesar de que mi generación no recuerda algo así en democracia. El gobierno de Moreno declaró un estado de excepción en todo el país, lo cual elimina todas las garantías constitucionales. Pueden allanar tu casa sin orden judicial, intervenir correspondencia y prohibir reuniones; incluso declararon un toque de queda que sólo se había visto en tiempos de dictadura.

¿Y los ocho muertos? ¿Y los mil 300 heridos? ¿Y los mil 200 detenidos? ¿Y la persecución que están emprendiendo contra los correístas? De esto no hablan la OEA ni la prensa internacional. Sólo dicen que Maduro y yo estamos financiando la protesta y que infiltramos grupos vandálicos...

-¿Cómo ve las reacciones de los gobiernos latinoamericanos?

-No se ha evaluado la situación de Ecuador en función de principios o de valores, sino de conveniencias. El Grupo de Lima apoyó a Moreno, pese a que los excesos del gobierno son incontestables. Pese a su atentado contra el estado de derecho y al hecho de que hace rato rompió la democracia, no pasa nada. Aquí hay una solución constitucional clara, pero no la quieren utilizar porque le temen a la verdadera democracia.

-A usted le convendría que cayera este gobierno, ¿no es cierto?

-Que caiga democráticamente. Yo fui el primero en decir que en Ecuador hay una salida claramente establecida por la Constitución. Ahí se establece que frente a graves crisis políticas o conmoción social se pueden anticipar elecciones. La respuesta a este problema es democracia.

-¿Usted quisiera volver a ser presidente?

-No. Yo quisiera recuperar a mi patria. Yo no importo. Yo quería retirarme de la política, ¿por qué cree que me vine a vivir a Bélgica? Tengo 29 juicios penales. Ni Al Capone, Pinochet y El Chapo Guzmán juntos tienen tantos. Es una evidente persecución. Necesitamos recuperar la patria, ese proceso tan hermoso que asombró al mundo entre 2007 y 2017 y que fue desbaratado por la traición, la ineptitud, la corrupción y la mediocridad. Lenín Moreno es un impostor experto, el más grande farsante de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA