La fallida pretensión - 2 de Mayo de 2021 - Proceso - Noticias - VLEX 866299902

La fallida pretensión

Autor:Javier Sicilia
 
EXTRACTO GRATUITO

La realidad, sin embargo, es que no está transformando nada. Lo que ha hecho es sólo exhibir lo que ya estaba allí y que forma también parte de la naturaleza de su propio gobierno: el desfondamiento del Estado, su inoperancia y lo que Iván Illich definió como "contraproductividad": el Estado no sólo ha dejado de servir a los fines para los que fue creado; desde hace décadas lo único que produce es lo contrario: injusticia y violencia. Donde quiera que volvamos el rostro, el caos brota como en una casa plagada de salitre. En ella -como alguna vez escribió Mandelstam en ese poema a Stalin que le costó la vida- "ya no sentimos el suelo bajo nuestros pies/ [y] nuestras palabras no se escuchan a diez pasos". Sobre el lodo de su suelo nos hundimos asediados por asesinatos, desapariciones, insultos, corrupciones, difamaciones, mentiras, frivolidades, cambios estructurales hechos al vapor y con la prisa de la ocurrencia... Fuera de un discurso plagado de ruido, nada hay parecido a una transformación.

Cada día nos encontramos con una, dos o tres atrocidades que desplazan a las de ayer, a veces a las de hace 10 minutos, haciendo que lo informe adquiera una densidad imposible de moldear.

Retomo una que, en medio de esta densidad, pasó casi inadvertida, pero que, rescatada por Alberto Padilla (Animal Político, 21 de abril de 2021), muestra en su corrupción y horror la inoperancia y contraproductividad del Estado y de ese mal eufemismo llamado 4T.

El pasado 8 de abril -el día en que Alejandro Encinas rendía en la "mañanera" su maquillado informe sobre la víctimas ("El peso de la banalidad", Proceso 2320)-, cerca del puente internacional de Nuevo LaredoTamaulipas, en esa guerra desatada por Calderón, profundizada por Peña Nieto y normalizada por López Obrador, en uno de esos estériles enfrentamientos entre la Guardia Nacional (GN) y el crimen organizado, la GN mató a dos civiles: Jorge Alberto Rivera y Martha Leticia Salinas. A ese acto siguió otro: "Los familiares de ambos recibieron una oferta" de la GN: recibir "la compensación de 1 millón de pesos [...] más gastos funerarios y una partida extra para apoyo psicológico, si firmaban un convenio por el que renunciaban a que la FGR siguiera adelante con la investigación". Al relatarlo, la viuda de José Alberto agregó que, junto con la oferta, "me dieron a entender que si los denunciaba, yo iba a pisar la cárcel".

Este procedimiento no es aislado. Así se ha procedido -continúa la nota- con otros dos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA