Las finanzas culturales, reprobadas - 12 de Junio de 2011 - Proceso - Noticias - VLEX 285706221

Las finanzas culturales, reprobadas

Autor:Judith Amador Tello
 
EXTRACTO GRATUITO

Con nueve años de existencia en la Cámara de Diputados, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) voltea por primera vez sus ojos a la cultura para evaluar si los recursos que se entregan a las instituciones del subsector se manejan con eficiencia. Y si a lo largo de 10 años, en los cuales se ha venido incrementando el presupuesto, los resultados proporcionales son satisfactorios.

La conclusión es enérgica:

“A pesar de que se han destinado mayores recursos financieros a la cultura, estos esfuerzos nacionales no se han visto reflejados en mejores resultados.”

Así lo señala el CEFP en un informe titulado El apoyo a la cultura en México, dado a conocer a mediados de mayo. Determina que –dados los indicadores de lectura, acceso a bibliotecas y museos– la política cultural del gobierno de Felipe Calderón “ha sido ineficaz para promover el acceso de más personas a la cultura”; que aunque ha habido mayores presupuestos para la investigación, no hay incentivos; y “no se ha explotado a la cultura como un factor para el desarrollo”, cuando pretendía impulsar al turismo cultural.

El economista Jorge Vera García, investigador del CEFP, fue responsable de elaborar este estudio de sólo nueve cuartillas (que denominaron “nota informativa”) que –reconoce– es apenas un acercamiento al vasto campo cultural. En entrevista con Proceso explica que el trabajo reveló también un gran problema: la falta de información y de indicadores precisos en las instituciones culturales del gobierno federal.

La metodología que utilizan para estos estudios es de “política pública”: conocer los objetivos, revisar los recursos asignados y medir los resultados. Las instituciones en general deben hacer para sus programas una “matriz de contabilidad” donde se van poniendo los datos de cada rubro. Pero la Auditoria Superior de la Federación (ASF) señala en su último informe (de 2009), que no hay forma de corroborar dichos datos.

Vera pone un ejemplo: si el gobierno federal asegura que se incrementó el número de consultas a las bibliotecas, la ASF pide evidencias, pero no las hay, y aunque este organismo tiene mayores atribuciones, no tiene forma de obligar al gobierno a proporcionarlas, ni forma de castigarlo, lo cual “no permite a la sociedad” evaluar lo que se hace con sus recursos.

–¿Es falta de transparencia?

–De alguna forma… No sé si podría ser de responsabilidad, tiene que ver con falta de rendición de cuentas, aunque este concepto es muy amplio, pero tiene que ver en el sentido de que si te dan unos recursos y tú dices voy a usarlos para comprar una serie de insumos y contratar personal, tienes que llevar un registro contable, un registro de lo que estás haciendo. Y el problema es qué pasa cuando no entregas esa información o no la tienes como se había pedido. Es lo que está encontrando la ASF en muchos sectores.

¿Por qué este CEFP, dedicado a hacer informes económicos de instituciones públicas y privadas para ponerlas al alcance de los legisladores como apoyo para su trabajo decidió abordar por primera vez el campo cultural?

Vera explica que consideraron que hay sectores importantes para el desarrollo económico y “sobre todo” regional del país. Uno de ellos es el turismo cultural. Su ejemplo es Europa donde, dice, a través de la Unión Europea se está aportando dinero a las regiones:

“Si desarrollas tu cultura y la conservas vas a tener ahí generación de empleos, atracción de la inversión, una economía más en crecimiento. Si por otro lado desarrollas las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA