Las gasolinerías, pingüe negocio de una élite - 2 de Febrero de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 762007593

Las gasolinerías, pingüe negocio de una élite

Autor:Mathieu Tourliere
 
EXTRACTO GRATUITO

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto el negocio de las gasolinerías se convirtió en un gran festín al que fueron invitados familiares del mandatario, funcionarios, exgobernadores, alcaldes, caciques políticos, diputados y senadores, líderes sindicales, prestanombres y otros contratistas consentidos.

Entre 2015 y 2018, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) otorgó 12 mil 214 permisos para la operación de gasolinerías.

Sólo en la sesión del 15 de octubre de 2015, que duró menos de hora y media, los comisionados de la CRE autorizaron "por unanimidad" el otorgamiento de 2 mil 79 permisos.

Proceso revisó 4 mil 793 de estos documentos que se entregaron a mil 792 concesionarios, entre empresas y particulares. Tras una búsqueda en el Registro Público del Comercio (RPC) este semanario identificó a mil 105 personajes vinculados por vía accionaria con estas concesiones, 292 de los cuales tenían una actividad política importante, principalmente en el PRI.

Destacan integrantes de la élite mexi-quense asentada en el llamado Grupo Atlacomulco, al que pertenece Peña Nieto: Carolina Monroy del Mazo -su prima lejana- tiene, junto con su esposo Ernesto Ne-mer Álvarez, la empresa ECV, S.A. de C.V., la cual opera una gasolinería en la carretera Toluca-Naucalpan que construye el empresario Juan Armando Hinojosa Can tú.

Nemer, ahora secretario técnico del PRI nacional y diputado federal, fue pieza clave de Peña Nieto en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante la gestión de Rosario Robles Berlanga y posteriormente encabezó la Procuraduría Federal del Consumidor, encargada de verificar las gasolinerías.

No son los únicos vínculos familiares de Peña Nieto con operadores identificados de gasolinerías: Mayolo del Mazo Alcántara, primo del recientemente fallecido exgobernador mexiquense Alfredo del Mazo González -a su vez tío lejano de Peña Nieto y padre de Alfredo del Mazo Maza, el gobernador actual-, controla ocho de esos expendios de combustible en el Estado de México y Michoacán por medio de las empresas Inmobiliaria Hemajo de Atlacomulco, Crimer y Servicio Ata.

Del Mazo Alcántara es dueño de la Hacienda Cantalagua, un espacio de recreo y reunión de la élite mexiquense donde Peña Nieto celebró su cumpleaños después de ganar las elecciones de 2012. Hecho inusual: el empresario registró la empresa Inmobiliaria Hemajo de Atlacomulco en 1991, con el objeto social de construir y vender inmuebles. Pero en julio de 2014 le cambió el objeto social a la "comercialización de gasolinas y dísel suministrados por Pemex", y recibió sus primeros permisos para operar gasolinerías en septiembre del año siguiente.

Contratistas y funcionarios

Carlos Aniano Sosa Velasco, contratista hidalguense y amigo del exgobernador priista Miguel Ángel Osorio Chong, era el propietario de dos lujosas casas que ocupó éste en de Las Lomas, a escasa distancia de la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto (Proceso 2006).

Mientras era gobernador de Hidalgo, Osorio Chong otorgó contratos a las empresas de Sosa Velasco por al menos 531 millones de pesos.

Cuando el priista, ahora senador, llegó a la Secretaría de Gobernación, Sosa Ve-lasco entró en el padrón de contratistas federales y en sólo dos años -2013 y 2014-se benefició de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA