La GN ya empezó a criminalizar a los migrantes - 21 de Julio de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 799925401

La GN ya empezó a criminalizar a los migrantes

Autor:Rodrigo Vera
 
EXTRACTO GRATUITO

"Vamos a entrar al albergue! ¡Venimos a realizar una verificación migratoria!", les dijeron los agentes de la Guardia Nacional (GN) a los encargados del Centro de Atención al Migrante Exodus, localizado en la ciudad sonorense de Agua Prieta.

-¡No! ¡Aquí no pasan! Este es un lugar privado -los atajó en la entrada Perla del Ángel Martín, una de las trabajadoras voluntarias de ese albergue fronterizo.

Molestos, los cerca de 20 guardias se vieron unos a otros. El jefe del grupo se acercó a Del Ángel y, mirándola a los ojos, le dijo amenazante:

-Mire, este es un lugar público. Más vale que nos dejen entrar. Venimos a ver cuántos migrantes tienen, con qué donativos se están financiando ustedes y quiénes les dan esos apoyos.

-Aquí no entran. ¿Traen una orden escrita para poder inspeccionar? -le preguntó Del Ángel.

-No, no la traemos. Y ya déjenos entrar para hacer nuestra inspección -insistió el guardia.

Desde el interior del albergue, los atemorizados migrantes atisbaban a los guardias que habían llegado a bordo de tres vehículos militares. Al convoy se sumaron dos vehículos más. En un momento se juntaron más de 30 elementos de la GN, con uniforme castrense y portando armas largas.

A través de sus teléfonos celulares, los guardias reportaban el incidente a las oficinas locales del Instituto Nacional de Migración (INM), mientras que los encargados del albergue, para asesorarse, telefoneaban a la coordinación regional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a las autoridades eclesiásticas de la Diócesis de Nogales, que maneja esta casa del migrante.

Más tarde arribó el director del albergue, el sacerdote Ricardo Silva.También él se opuso a la entrada de los uniformados, quienes recibieron una llamada telefónica. Al parecer les ordenaron retirarse. Se subieron a sus vehículos y abandonaron el lugar. El altercado se había prolongado durante casi dos horas. Era la noche del 23 de junio pasado.

Perla del Ángel Martín, quien relata el incidente, cuenta que a partir de entonces están en alerta las casas para migrantes en esa línea fronteriza:

"Estamos en permanente contacto unas con otras; lo mismo con organizaciones de derechos humanos, pues en cualquier momento puede volver a irrumpir la Guardia Nacional en algún albergue, con la intención de capturar migrantes", dice.

-¿Son ilegales estos operativos?

-Totalmente, pues la Ley de Migración, en su artículo 76, señala que no se pueden realizar verificaciones migratorias en estos albergues. Estos operativos violan además el artículo primero constitucional, referente al respeto a los derechos humanos.

Un estreno intimidante

Los focos rojos prácticamente se encendieron en los 133 albergues y centros de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA