Grillotina / Los viajes no ilustran - 1 de Junio de 2007 - Metro - Noticias - VLEX 357882662

Grillotina / Los viajes no ilustran

 
EXTRACTO GRATUITO

BERLÍN.- No lo comente usted a sus acreedores ni a la secretaría de Hacienda, pero ha llegado a Alemania el columnista, que solo tenía noticia de la existencia de Berlín por la comedia musical "Cabaret" que hizo en México Itatí Cantoral y parece que en Hollywood, pero con mucho menos éxito, una tal Liza Minelli.

Bueno, pero de eso les platicaremos la semana próxima: no se pretenderá que en 24 horas entendamos a tantos alemanes, si en 6 años los veracruzanos no lograron comprender a un solo Alemán.

Por hoy permítasenos hacer notar que no es totalmente cierto eso de que los refranes resumen la sabiduría popular. Al menos hay uno que no siempre resulta exacto: aquel que asegura que los viajes ilustran. El ex Presichente Fox y el columnista son prueba palpable de que no siempre es así.

(De ningún modo, se aclara, pretende el columnista compararse con don Vicente el de Guanajuato. Cierto que también viaja con su esposa y que el periodista hace cuanto ella le ordena, pero los gastos- un poco más modestos que los de una gira de Fox- no corren por cuenta del gobierno, sino del arriba firmante. Aunque la abajo firmante es su señora: consultar con American Express y tarjetas adyacentes)

Quedamos, pues, en que los viajes no siempre ilustran. Dejémoslo tan solo en que los viajes informan. Y van ejemplos: Aquí en Europa nos hemos enterado, y sin necesidad de Paty Chapopy, de que un miembro de la nobleza inglesa ha tenido que renunciar a un puesto público al revelar un periódico que conoció a su amante a través de una agencia de servicios sexuales que se anuncia en Internet. El noble en cuestión dirigía una exitosa empresa petrolera del gobierno, al contrario que PEMEX, pero, al contrario que algún ex director de PEMEX, no le pagó a su amor una cirugía plástica o una liposucción con fondos de la empresa.

Lo que ha indignado a los ingleses tampoco es el detalle de que el amor del noble en cuestión, a quien tan innoblemente tratan, sea otro varón- de sexo, no de título nobiliario-. Lo que no le perdonaron a Lord John Browne fue que contactara a su novio por Internet, en un sitio de prostitución masculina, habiendo tanto chico guapo, de buena familia e intachable moral en Picadilly Circus.

Ya estábamos enterados, eso sí por Patty Chapoy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA