Historia de la Línea 12 del Metro: la Línea Dorada que nació con mala estrella - Noticias - VLEX 866312651

Historia de la Línea 12 del Metro: la Línea Dorada que nació con mala estrella

Fecha de publicación:04 May 2021
Autor:NicolásLucas
 
EXTRACTO GRATUITO
Foto: Fernando Villa del Ángel.

La Línea 12 del Metro de la Ciudad de México se concibió como la columna vertebral de los festejos por el bicentenario y centenario de la Independencia y Revolución mexicanas en la capital, pero la obra rápidamente perdió su tono dorado por el que sería identificada tras una serie de averías en su obra que se fueron presentando prácticamente desde su inauguración oficial, el 30 de octubre del año 2012.

El entonces proyecto se pensó para conectar el suroriente con el poniente de la ciudad y fue el emblema del gobierno del entonces mandatario capitalino Marcelo Ebrard Casaubon, quien en diciembre de 2006 anunció su construcción y después del levantamiento de una encuesta aplicada en julio de 2007. Ebrard determinó en ese año su trazo definitivo de 24.48 kilómetros de extensión.

Esta era la segunda línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) que se construyó con un sistema mecánico de rodadura férrea y hasta la fecha es la línea del Metro de más reciente creación, porque tanto los gobiernos de Miguel Mancera y Claudia Sheinbaum no anunciaron nuevas líneas del Metro en sus planes de obra sexenal y porque han preferido atender primero los fallos que se han ido presentado en otros tramos de la red general de este sistema.

La llamada “Línea Dorada, la línea del Bicentenario” se planeó para conectar Tláhuac al resto de la capital y transportar hasta 700,000 de personas cada día, pero entre 2016 y 2017 transportó un promedio diario de 450,000 usuarios y no está claro todavía de qué manera la pandemia de coronavirus afectó su afluencia y rentabilidad. Hoy es la sexta línea menos utilizada por los capitalinos.

La Línea 12, que corre de Tláhuac a Mixcoac, suspendió todos sus servicios el 12 de marzo del año 2014, entre las estaciones Tláhuac y Atlalilco. Allí, se confirmaron fallas estructurales en las vías elevadas, especialmente en los durmientes, roturas en las fijaciones de rieles y también se identificaron desgastes en toda la vía.

Se convocó entonces al consorcio constructor integrado por las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA), Alstom Mexicana y Carso Infraestructura y Construcción, para revisar las afectaciones. Esas empresas habían cobrado el 17 de junio del 2008 un total de 15,290 millones de pesos más IVA por la obra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA