Nosotros los jotos / Lesbianas en la Cámara - 15 de Octubre de 2019 - Metro - Noticias - VLEX 818576557

Nosotros los jotos / Lesbianas en la Cámara

 
EXTRACTO GRATUITO

El lunes 30 de junio de 1975, un grupo de participantes latinoamericanas reventó la sesión de la Tribuna de la Conferencia del Año Internacional de la Mujer. En la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional (hoy Siglo XXI), de la Ciudad de México, las camaradas gritaron consignas como "La izquierda unida jamás será vencida", "Revolución cubana, América del mañana", "Gringos go home" y "Viva el Tercer Mundo".

El "zipizape" fue reportado por Excélsior al otro día, con una crónica firmada por Antonio Andrade, quien explicó que las manifestantes no estaban conformes con el Plan Mundial de Acción del Año Internacional de la Mujer, que se elaboraba en la Conferencia, "porque no tomaba en cuenta los problemas femeninos de sus países".

En la misma edición, Pedro Gringoire distinguía en su columna Pulso de los Tiempos entre los valores positivos del feminismo y los grupos "feministoides" que con sus protestas ponían esa Tribuna en riesgo de convertirse "en un cabaret barato o un indecoroso carnaval".

Hacía alusión a que las revoltosas, unas 200 según mi tocayo reportero, habían abandonado la asamblea y organizado un mitin en el pasillo, para luego improvisar una "fiesta musical" entonando canciones folclóricas con guitarras y tambores (las fotos del diario son muy festivas).

Pedro Gringoire, según la Wikipedia el pseudónimo periodístico de Gonzalo Báez-Camargo, un maestro normalista y catedrático especializado en temas bíblicos, condenaba que estos grupos, en nombre de "la emancipación de la mujer han venido a dar exhibiciones de cinismo y desvergüenza, como si la emancipación tuviera solo un fin: dar rienda suelta a todas las pasiones, incluso las más aberrantes y depravadas".

Y agárrate, querido lector, amable lectora, porque así ejemplificaba: "¿Qué vinieron a hacer y qué 'derechos' vinieron a reclamar las lesbianas? ¿Emanciparse del varón? Ya lo han hecho, y en repugnante forma. ¿Y 'derecho' a qué demandan? Por la índole misma de 'sus cosas', pueden practicarlas sin que nadie pueda impedírselas. ¿O lo que quieren es simplemente reclamar el triste 'derecho' de hacer alarde de su aberración sexual? ¿O inscribir quizá su patético y patológico extravío en la Carta de los Derechos Humanos?"

Efectivamente, un grupo de lesbianas había sido acogido en la Conferencia del Año Internacional de la Mujer, en la que organizaron un foro y leyeron la "Declaración de las lesbianas de México". El documento explicaba que su lucha era para que "todas las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA