Justicia estilo Televisa - 18 de Mayo de 2013 - Proceso - Noticias - VLEX 437528253

Justicia estilo Televisa

Autor:Jenaro Villamil
 
EXTRACTO GRATUITO

El 2 de marzo de 2011 el presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, le otorgó un reconocimiento a Cornelio Sipriano Bravo Palestino, abogado y coordinador de Asuntos Laborales de la empresa, por sus 20 años de "perseverancia y lealtad al sindicato y como empleado" de la más grande compañía de medios de comunicación en México.

"Reconocer tu gran desempeño y esfuerzo es para nosotros de vital importancia debido a que eres un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones de colaboradores de la empresa", le escribió Azcá-rraga Jean en una carta privada en febrero de 2011.

Sin embargo, el 31 de marzo de 2011 a Bravo Palestino lo despidieron sin mayor explicación. Estaba a punto de cumplir sus dos décadas de servicios y pedir una prejubilación.

En primer lugar exigió su reinstalación. El equipo de abogados del consorcio rehusó someterse a un arbitraje exhibiendo una cantidad menor a la que le correspondía como liquidación. Él pedía un pago de prima de antigüedad por 14 millones 589 mil pesos, pero Televisa ofreció indemnizarlo con 1 millón 322 mil 730.

En un recurso solicitado por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), el perito Juan Contreras estableció que el pago por la prima de antigüedad ascendía a una cifra mayor: 20 millones 578 mil pesos. Así lo consigna un documento que obra en el expediente 2064/2011.

La estrategia de los defensores de Televisa consistió no sólo en negar el arbitraje mediante un incidente de insumisión ante la JLCA, sino en acusar penalmente a Bravo Palestino por "fraude procesal" y promover su detención y encarcelamiento.

El 19 de abril último, el juez trigésimo tercero del Distrito Federal, Alberto Rubal-cava Ramírez, giró orden de aprehensión contra Bravo Palestino, quien fue trasladado al Reclusorio Sur. El miércoles 1, fecha en que se festeja el Día del Trabajo, el mismo juez le dictó auto de formal prisión al asumir como propios los argumentos de Grupo Televisa.

En síntesis, la empresa lo acusa de fraude procesal por "hacerse pasar" como trabajador sindicalizado cuando era "de confianza" y porque "pretende obtener un beneficio económico al demandar y reclamar aTelevisaCor-poración S. A. de C.V., el pago de una prima de antigüedad por 14 millones 589 mil pesos argumentando de manera dolosa que dicha cantidad le corresponde porque Televisa Corporación S.A. de C.V., se obligó, a partir del 1 de enero de 2000, en su calidad de patrón, a pagar una prima de antigüedad a razón de 16 días por año...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA