La justicia en tiempos de López Obrador - 28 de Mayo de 2018 - El Economista - Noticias - VLEX 726086405

La justicia en tiempos de López Obrador

RESUMEN

Resulta evidente que nadie puede estar conforme con el estado que guarda la justicia, sus deficiencias se manifiestan en altos grados de violencia e impunidad.

 
EXTRACTO GRATUITO

Pasan los días y debates en el proceso electoral y el resultado sigue siendo el mismo, Andrés Manuel López Obrador continúa liderando las encuestas, le otorgan entre 4 y 15 puntos de ventaja; en segundo lugar, se encuentra Ricardo Anaya, a quien algunos lo ven al alza con posibilidad de cerrar la elección.

El proceso electoral es atípicamente predecible, se da en un contexto de alta inseguridad, política y social, con un vecino incómodo que complica el desempeño de la económica mexicana; predecible, porque el puntero parece indestructible, el arsenal de sus contrincantes y del gobierno es estéril para detener su camino a la Presidencia.

Me recuerda a las elecciones del viejo PRI, en las cuales el ganador se encontraba cantado de antemano y por muchos puntos de ventaja, caso contrario a las elecciones precedentes, altamente competidas, que tuvieron finales de fotografía.

Aunque es una campaña llena de ocurrencias —disrupciones, dicen los simpatizantes de AMLO—, en cuanto a la justicia hay algunos visos que dibujan la materia, desde luego que es un tema transversal del Estado mexicano, que requiere de la participación de los poderes Legislativo y Judicial, pero un Ejecutivo proactivo marcará diferencia en el destino de la justicia mexicana.

En la arena discursiva se han lanzado figuras e instituciones como las comisiones de la verdad (Ricardo Anaya) y las amnistías (AMLO), mecanismos que forman parte de la justicia transicional, aunque sus promotores no lo sepan y no expliquen el contenido de estas medidas.

La justicia transicional es una rama del derecho internacional que pretende llevar a cabo una transición para salir de una situación de conflicto armado (internacional o interno), o de un régimen donde han ocurrido violaciones graves y masivas a los derechos humanos.

En nuestro país resulta evidente que nadie puede estar conforme con el estado que guarda la justicia, sus deficiencias se manifiestan en altos grados de violencia e impunidad, es clara la necesidad de hacer frente a los lugares oscuros del pasado reciente y la urgencia de alcanzar acuerdos que permitan la superación de la violencia.

La justicia transicional ha servido para superar etapas caóticas en países como España y Chile, candidatos y sus asesores deben de explicar los alcances y el contexto de sus propuestas. La justicia sin adjetivos sigue siendo un reclamo nacional.

@ErosalesA

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA