Un lastre llamado Mancera

AutorSara Pantoja

A pesar de que los líderes perredistas de la corriente Nueva Izquierda (NI) comenzaron a buscar culpables de la derrota electoral, los propios resultados del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) dan cuenta de que el PRD fue el peor enemigo de sí mismo.

El caso de la elección en Coyoacán ilustra lo anterior: el candidato a jefe delegacio-nal del PRD, Valentín Maldonado -delfín del exdelegado Mauricio Toledo-, ganó la elección con 65 mil 955 votos, por 59 mil 933 de la abanderada de Morena, Bertha Lujan, quien ya impugnó la elección.

Toledo es uno de los consentidos del actual secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano Cortés, y su gestión estuvo marcada por los escándalos de corrupción.

En cambio, las candidatas manceristas Evangelina Hernández Duarte y Sulma Campos Mata -la primera se postuló como can-didata local al distrito 26 y la segunda al 30, ambos de Coyoacán- perdieron y quedaron en el tercer sitio.

Hernández Duarte, exdirectora de Comunicación Social del IEDF y amiga de Mancera, obtuvo apenas 14 mil 539 votos, frente a los 19 mil 556 del panista Miguel Ángel Abadía Pardo y los 18 mil 407 de Fernández Mejía Zoia Elieth, de Morena.

Campos Mata fue brazo derecho de Mancera cuando éste era procurador capitalino. Ella ocupó el cargo de subprocuradora para Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad. En la contienda ella quedó en tercer lugar con 16 mil 550 votos. El ganador en este distrito fue el morenista Miguel Ángel Hernández Hernández, con 17 mil 845 votos, apenas mil 295 de diferencia. El segundo lugar fue para el panista Christian Martín Lujano Nicolás, con 16 mil 793.

A pesar de contar con la bendición de Mancera, Evangelina Hernández y Sulma Campos nunca tuvieron el respaldo del grupo toledista.

Paradójicamente, Toledo Gutiérrez, El Tomate -hombre cercano al presidente del PRD-DF, Raúl Flores-, será de nuevo diputado local por el Distrito 32, gracias a los 24 mil 881 votos que obtuvo la coalición PRD-PT.

Lo mismo ocurrió en la delegación Gustavo A. Madero, pese a ser uno de los feudos de Víctor Hugo Lobo Román, de la corriente de Los Chuchos.

Con una diferencia de mil 936 votos, Lobo volverá a ser jefe delegacional de la segunda demarcación más grande de la Ciudad de México después de Iztapalapa. Su más cercano perseguidor fue el candidato de Morena, Ramón Jiménez, a quien le ganó por apenas mil 936 votos; por ello, este último adelantó que impugnará los resultados.

Llamativamente, la compañera...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba