Más sobre Legalizar ya - 22 de Diciembre de 2012 - Proceso - Noticias - VLEX 413732677

Más sobre Legalizar ya

 
EXTRACTO GRATUITO

Señor director:

Son evidentes las coincidencias y diferencias entre su posición y la mía sobre legalizar la mariguana. En mi caso, tengo 35 años laborando en el campo de las adicciones, y soy autor de un modesto texto sobre la materia, cuya versión original fue financiada por el Ducado de Luxemburgo. Una discrepancia es que nunca he fumado la droga que venimos arguyendo; y destaco este hecho porque confirma que Sabina Berman pertenece al grupo de personas que sí la han usado sin haber experimentado consecuencias adversas graves. Cuando un sujeto prueba esa u otra sustancia adictiva por vez primera, no es posible deducir si quedará incluido en la categoría en que agrupo a Berman, o bien, que desarrollará dependencia.

Seguramente ningún adicto actual a la mariguana previo que llegaría a tener esa condición cuando tuvo su primer contacto con la hierba.

Para justificar el libre uso de la sustancia adictiva que se comenta, también argumenta que el Estado no tiene derecho a decidir lo que ingieren los individuos. Esa explicación olvida que el empleo de la mariguana, considerada como la droga ilegal de mayor consumo en todo el orbe, es causa directa del aumento de la criminalidad, conjuntamente con otras sustancias que alteran el humor, la conducta y la conciencia.

Alega que no hay ningún muerto por esa droga (Proceso 1884). Aunque aparentemente no hay fallecidos directamente por uso de mariguana, cabe recalcar que el forense no hace una búsqueda intencionada; hay afectados de diferentes formas, dándose casos de quienes llegan a perder la vida a causa de actos realizados por personas bajo el influjo de la hierba que se expone; invadiéndose de esa manera la libertad del prójimo, condición que estipula como limitante a la voluntad de intoxicarse con ese producto.

Admito que la utilización de la mariguana -afortunadamente- es menor en el país en comparación con lo que ocurre en otras partes del mundo, lo que a mi juicio es motivo no para propiciar su incremento con suposiciones como las de Sabina Berman, sino, como ya lo expresé, para acrecentar las acciones preventivas.

Resulta claro que el debate sobre este tema controversial no puede limitarse a solamente dos expositores, como es en este caso, sino que requiere de amplios foros de discusión, con la participación de un mayor número de conocedores y especialistas.

Por último, invito cordialmente a mi colega Berman dé a conocer su opinión sobre este escrito, si Proceso me permitiera una nueva...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA