Lleva al muñeco hasta el féretro - 3 de Marzo de 2019 - Metro - Noticias - VLEX 770031881

Lleva al muñeco hasta el féretro

 
EXTRACTO GRATUITO

Maquillado y junto a su muñeco Caralampio, fue sepultado esta semana el payaso Sabritas, precursor del teatro callejero en la Ciudad de Monterrey y quien el pasado lunes fue encontrado sin vida por causas naturales en el remolque donde vivía, en la Colonia Nova Apodaca.

En 1975, Alfonso Herrera Salazar, quien entonces tenía 28 años, tomó el personaje de Sabritas y empezó su carrera de payaso en Monterrey.

"Él trabajaba como imitador de Rafael, el cantante; cantaba muy bien y se parecía a Rafael. En ese tiempo teníamos un grupo de teatro callejero, pero mi papá armó el Circo Bombay y ahí empezó con lo de payaso", recuerda su hermano Antonio Herrera.

Alfonso pertenecía a una familia circense de 19 hermanos, de los cuales sobreviven 13, todos oriundos de Ciudad Acuña, Coahuila, pero desde los setentas se quedó en Monterrey.

"Se casó acá y tuvo una hija, y ya no quiso irse de aquí; nosotros nos regresamos y anduvimos por otros lados, pero él se quedó aquí", comenta Antonio.

Aunque su matrimonio no funcionó, su hija Abigail fue siempre su adoración y una parte de ella lo acompañaba siempre con su muñeco, el cual creó en los ochentas.

"Su hija fue el amor de su vida, y como fue la única hija que él tuvo la quería mucho, por eso cuidó sus zapatitos y se los puso al muñeco cuando lo hizo, luego cuando la veía le decía 'mira, hijita, tus zapatitos', y jugaba con Caralampio", recuerda el hermano.

Luego de que el circo se fue de la Ciudad, Sabritas tuvo que buscar nuevos foros, por lo que decidió presentarse en las calles y en camiones, donde era común verlo con su muñeco, como uno de los primeros artistas callejeros de la Ciudad.

"Él era un artista de circo, de teatro y luego de circo y eso lo llevó a las calles y a los camiones, fue uno de los primeros artistas urbanos en la Ciudad", comenta su sobrina Keyla Campa.

Desde finales de los ochentas hasta hace apenas dos años...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA