Mario Castillejos / Mercadotecnia pura - 10 de Septiembre de 2018 - Metro - Monterrey - Noticias - VLEX 738246589

Mario Castillejos / Mercadotecnia pura

 
EXTRACTO GRATUITO

"Latinoamérica debe estar unida y en paz contra el imperialismo, que todos los días despliega sus armas para quedarse con todo, a costa del hambre de la gente".

Con este prólogo, Maradona abrió otra página a sus aventuras psicodélicas. De todos es conocido su admiración por personajes de la pretérita izquierda de Latinoamérica como Fidel Castro, Hugo Chávez, Daniel Ortega y Evo Morales.

Y tan pronto oficializó su llegada a México, apuntó sobre el presidente electo Andrés Manuel López Obrador: "Sin duda trabajará para darle felicidad a su gente".

¿A qué trajeron a este ex astro del futbol cuando su vida está marcada por los excesos y escándalos tanto dentro como fuera de las canchas? Peor aún si su nuevo taller de puntadas va a ser la Sicilia de México: Sinaloa.

Porque no creo que el Diego conozca que Pedro Infante o Lola Beltrán fueron oriundos de esas tierras, aunque sin duda algo más sabrá del "Güero" Palma y del "Chapo" Guzmán.

En fin, entre corridos de música sinaloense y el plantel de futbolistas que la dirigencia de Dorados pone a su disposición, el "Pelusa" volvió a ser nota mundial.

Entiendo que el marketing intenta generar ilusión y sorpresa, pero ojo, porque también produce repercusión. Aunque si medimos las posibles consecuencias, no pasará nada que el Diego mortal no haya hecho antes. Aquí, el asunto es hacer ruido y para eso Maradona se pinta solo.

Y si de puntadas mediáticas se trata, ¿por qué no contrataron a Serena Williams como delantero centro del equipo? Alguien dirá: Es futbol, no tenis. Perdón, perdón... yo entendí que esto es show, no futbol.

Sólo en el Mundial de Rusia 2018 sus actitudes en el encuentro de Argentina contra Nigeria desde la lujosa suite fueron tristemente vergonzosas. Su descontrol, me imagino provocado por alcohol y químicos, fue motivo para que la FIFA le llamara la atención.

En el 2016...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA