Cuando el micrófono tiene precio - 26 de Septiembre de 2015 - Proceso - Noticias - VLEX 584532639

Cuando el micrófono tiene precio

Autor:Jenaro Villamil
 
EXTRACTO GRATUITO

La batalla en tribunales entre la empresaria María Asunción Aramburuzabala, propietaria de la inmobiliaria Abilia, y los esposos Teresa Adriana Pérez Romo y Joaquín López Dóriga apenas inicia...

El litigio ha destapado el modus ope-randi de la extorsión del conductor estelar de Televisa y Radio Fórmula, cuya riqueza a partir del uso de poder de su micrófono incluye la propiedad de al menos seis departamentos de lujo en el Club de Golf Bosques, siete en la colonia Polanco, su lujoso yate valuado en 40 millones de pesos, una suite en residencial Villa Alejandra de Acapulco, más millonarios ingresos a través de dos empresas, Akron y Ancla, que han recibido más de 237 millones en contratos por menciones, campañas y entrevistas de dependencias federales entre 2001 y 2015.

La revelación de un presunto intento de extorsión por más de 5 millones de dólares por parte del matrimonio López Dóriga destapó lo que entre políticos y empresarios era conocido desde hace más de una década: el Teacher de Televisa presiona de esa manera a quienes no aceptan sus condiciones e intereses.

Los rumores sobre su salida de Televisa, suscitados a raíz del pleito jurídico con Aramburuzabala, arreciaron en los últimos días. Fuentes de la empresa confiaron a Proceso que el 30 de septiembre se pretendía relevar al conductor de El Noticiero de Canal 2, pero la posibilidad se frenó para no vincular el hecho al litigio inmobiliario con la heredera del emporio de la Cervecería Modelo y exsocia de Televisa.

El propio López Dóriga, en su columna de Milenio Diario, acusó el golpe de los rumores. El viernes 25 de septiembre, bajo su seudónimo Florestán, apostilló: "Los hay que en su miseria humana andan por la vida repartiendo falsos certificados de defunción".

Los rumores en Televisa se incrementaron a raíz de que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) del Distrito Federal resolvió a favor de Aramburuzabala en el juicio de lesividad sobre la construcción del desarrollo inmobiliario de la calle Rubén Darío 225, en una de las zonas de mayor plusvalía en la colonia Polanco, al lado justamente del edificio Rubén Darío 223, donde los López Dóriga son propietarios de un departamento de 552 metros cuadrados y un valor de 5 millones de dólares, según los datos del Registro Público de la Propiedad.

El jueves 24, la Consejería Jurídica del Gobierno del Distrito Federal afirmó que "acatará el fallo" del TCA y, por lo tanto, se quitarán los sellos que mantenían clausurada la obra, la cual prevé la construcción de 122 departamentos de lujo.

Además de esta resolución a favor de la heredera del emporio de la Cervecería Modelo, están pendientes otros dos juicios de lesividad interpuestos por la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial del Distrito Federal (PAOT), y otro más promovido por la esposa de López Dóriga y 10 vecinos más que piden la cancelación del proyecto. Ambos juicios serán resueltos por el mismo tribunal y, según Guillermo Buitano, director de Abilia, "los dos juicios pendientes deberían resolverse en el mismo sentido" en un plazo de un mes.

La batalla entre Aramburuzabala y López Dóriga no se agota en el litigio inmobiliario. Los abogados de la empresaria...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA