Algunos momentos con "Proceso" - 3 de Enero de 2021 - Proceso - Noticias - VLEX 854282026

Algunos momentos con "Proceso"

Autor:Judith Amador Tello
 
EXTRACTO GRATUITO

Pepe Jara se lo presentó cuando interpretaba algunas de sus canciones favoritas, "Se te olvida" y "Amor mío":

"... y me dijo: 'Mira, ahí está el señor que compuso la canción que tanto te gusta'. Así fue, nos dimos un abrazo. Bueno, yo sólo medio y él me dio dos porque era muy grande", le contó al reportero Roberto Ponce en una entrevista publicada el 26 de junio de 2000 (Proceso, 1234).

En varios de los encuentros sostenidos por él con este semanario, el compositor yucateco, nacido el 7 de diciembre de 1934 (si bien su acta consigne el 7 de febrero de 1935), se define como un hombre "sencillo, humilde", aunque hubiese quien intentara relacionarlo con la Casta Divina y afirmara que vivía en la avenida Colón de Mérida, que se distingue por sus lujosas casonas:

Nunca he vivido ahí. Mis casas han estado en el monte, porque yo soy maya, soy un indígena, no me voy a juntar con gente así. Tengo muchos amigos hermosos a los que quiero mucho, pero esa no es mi manera de ser. Yo me crié realmente en la Vicente Solís, que era un barrio muy pobre del sur de Mérida.

No obstante, ponía mucha atención a su forma de vestir, le gustaba lucir impecable, y si algo le reprochaba a Carrillo era justamente su arreglo:

"... siempre me llamó la atención por una sola cosa. Porque dije: si algún día yo llego atener la personalidad musical que él posee, voy a cuidar mucho mi presencia.

"Porque no iban de acuerdo la gran calidad y el gran genio que tiene con lo descuidado, a veces, en su manera de ser. Y pensaba, tenemos el mismo tipo moreno los dos, casi la misma estatura, tendemos a ser gorditos, sencillos; lo que no tenía era bigote ni el cabello rizado como él, el cabello se me está yendo. El deber de una persona importante es siempre ser modesto, sencillo y humilde. Y para mí, aprendí a vestir bien siempre."

Y solía definirse como una persona mal hablada en la cotidianidad, "posiblemente uno de los peores mal hablados", al punto -llegó a decir- que tenía que cuidarse en sus juntas o reuniones de decir "tanta majadería". Pero eso sí, jamás integró una mala palabra en alguna de sus canciones, de corte romántico.

-¿Cuál ha sido su aportación a la música mexicana? -le inquirió Ponce en una de sus múltiples entrevistas.

-La aportación que doy es algo que pueda cantar todo tipo de gente. Mis canciones están hechas sin una palabra que pueda ofender a las personas. Nunca le he dicho a una mujer aventurera, porque creo que las canciones de despecho son una falta de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA