Nacionalidad arrebatada - 13 de Enero de 2018 - Proceso - Noticias - VLEX 701400681

Nacionalidad arrebatada

Autor:Juan Carlos González Díaz
 
EXTRACTO GRATUITO

SANTO DOMINGO.- A sus 32 años, Mercedita Ferdini tímidamente recrea los recuerdos: nacida en Yacó, una comunidad a menos de 25 kilómetros de esta ciudad, capital de la República Dominicana, dice que jamás ha tenido un documento de identidad.

Criada por una hermana de su papá, no conoció a su madre, una haitiana: "Mi papá es de Batey Verde, nacido en la República Dominicana. Él no me ha podido declarar (registrar), porque cada vez que voy con él me dicen que no, que busque a mi mamá". En septiembre de 2013 el país caribeño encendió un acalorado debate sobre quiénes tenían derecho a la nacionalidad a partir de la Sentencia 168 de la Suprema Corte de Justicia, que estableció que no son dominicanos los hijos de inmigrantes en situación irregular, aunque sean nacidos en la República Dominicana. La mayoría de las personas en esta situación desciende de migrantes del vecino Haití. Alegaron que la nacionalidad dominicana les había sido arrebatada.

Poco después de la Sentencia 168, diferentes organizaciones de derechos humanos la denunciaron como "un arrebato" defacto de la nacionalidad dominicana a un grupo de personas; el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados estimó en 133 mil 770 el número de afectados.

Pese a esta cifra, diversos grupos nacionalistas se manifestaron públicamente contra el reclamo de las personas de padres haitianos, nacidas en el país: "Después de la Sentencia 168 salieron los enemigos de la República Dominicana. Aquí los traidores internos, todas esas ONG que en realidad son agentes extranjeros, comenzaron a decirnos racistas, a decirnos xenófobos, cuando antes de comenzar con esta situación tú hasta ayudabas a los haitianos y tú les tenías pena", argumenta Inmaculada Núñez, de La Mesa de Coordinación Nacionalista, la cual agrupa a organizaciones de diversas provincias del país.

Personas como Mercedita se encontraron, sin saberlo, en un torbellino de opinión pública que incluso llevó el tema de la Sentencia 168 a una reunión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos. Ella continuó su vida ajena al debate, pero muy clara sobre su ascendencia: "La mamá de mi papá nació en Haití, pero él tiene sus documentos normales y en regla, siempre. Y vota desde hace muchos años aquí", comenta.

La Constitución Dominicana aprobada en 2010 prevé que sólo los hijos de padres o madres dominicanos, y personas nacidas en su territorio de padres extranjeros en situación migratoria regular, tienen derecho a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA