¡No me importa! - 10 de Octubre de 2018 - El Economista - Noticias - VLEX 741804017

¡No me importa!

 
EXTRACTO GRATUITO

Hace unos días asistí a la presentación del libro más reciente de Francis Fukuyama: Identidad. la demanda de dignidad y la política del resentimiento, en la Universidad de Stanford.

“Este libro no hubiera sido escrito si Donald Trump no hubiera sido elegido presidente”, afirma Fukuyama. Mucho antes de la elección, Fukuyama advertía ya sobre los riesgos de la decadencia en la que muchas instituciones se encuentran a medida que el Estado ha sido secuestrado por grupos muy poderosos que impiden generar transformaciones profundas a favor de una mayoría.

Fukuyama afirma que Trump es, al mismo tiempo, producto y contribuidor de esta decadencia. Al igual que el presidente de Estados Unidos, cada día son más los países donde líderes populistas y nacionalistas conquistan el poder aparentando ser “antisistema”, gran mentira.

El problema es que todo queda en una narrativa que, tan pronto se vuelve parte del poder, lejos de transformarlo, abona al deterioro de un sistema que tiene síntomas inminentes de colapso. En pocas palabras, la esperanza que dicen representar se diluye a la velocidad de sus mentiras, contradicciones y escándalos.

Trump, describe Fukuyama, representa una tendencia de la política internacional en donde cada día son más los líderes populistas que, a través de elecciones democráticas, se legitiman y consolidan el poder al mismo tiempo que desprecian las instituciones y buscan socavar el sistema de pesos y contrapesos que limitan su poder personal.

Una de las claves en el libro Identidad... es precisamente la forma en la que los populistas explotan el resentimiento y la vulnerabilidad de las personas para posicionarse y avanzar en su propia agenda.

México no está exento de esta tendencia. Abrir los ojos y entender la responsabilidad que tenemos como ciudadanos es lo único que nos puede salvar para no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA