Persiste en México el periodismo sumiso - 29 de Julio de 2017 - Proceso - Noticias - VLEX 690692645

Persiste en México el periodismo sumiso

Autor:Jenaro Villamil
 
EXTRACTO GRATUITO

Los periodistas mexicanos "tenemos la obligación de ser un contrapoder" y "nuestra obligación para la sucesión presidencial en 2018 no es no apoyar a nadie, sino ser críticos de todos", afirma Jorge Ramos, conductor, reportero y profesor en Estados Unidos, identificado como uno de los connacionales más influyentes en la comunidad latina del país vecino.

En entrevista, Ramos admite que observa "tristemente" que hay periódicos, noticieros en televisión y radio "que apoyan a Peña Nieto porque todavía existe en los medios tradicionales muchísima complicidad con el poder".

Crítico también con el papel de muchos colegas suyos en Estados Unidos, que reaccionaron tardíamente a la amenaza que representa Donald Trump para el ejercicio libre de la prensa, Ramos advierte: "Muchos nos equivocamos si seguimos pensando que ante determinados eventos debemos ser neutrales".

No generaliza, pero subraya que ante fenómenos de "discriminación, de racismo, de corrupción, de violación a los derechos humanos, de mentiras públicas y de enfrentarse a dictadores, como periodistas estamos obligados a dejar la neutralidad de un lado.

"Para eso sirve el periodismo. Lo entiendo como un servicio público que tiene como objetivo fundamental buscar la verdad desafiando a los poderosos."

-Cuando abandonas la "neutralidad" te dicen que eres activista o que confundes la información con causas sociales y te estás sesgando. ¿Cómo enfrentas esta vieja regla de la objetividad entendida como neutralidad?

-Es que no vas en contra de la independencia o de la objetividad si abandonas la neutralidad. Insisto, no puede ser en todos los casos, pero no por dejar de ser neutrales somos menos periodistas. Lo importante es llegar y exponer la verdad.

"En Estados Unidos hay casos muy claros de cuando un periodista abandonó la neutralidad para llegar a la verdad: ahí está el caso Watergate o las denuncias contra la red de pederastas que publicó el Boston Globe.

En el caso mexicano reciente, yo identifico dos casos muy claros: el de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y el caso de la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, que fue una investigación de corrupción encabezada por Carmen Aristegui. En ambos casos, tienes una realidad y necesitas tomar una posición como periodista frente a ella.

-Muchos jóvenes periodistas confunden este abandono de la neutralidad con perder lo elemental del oficio, ¿no crees?

-Por supuesto. A los jóvenes periodistas les comento que estamos obligados siempre a dar primero los datos duros, los hechos, pero una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA