Peter Handke, el polémico - 13 de Octubre de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 817696893

Peter Handke, el polémico

Autor:Niza Rivera
 
EXTRACTO GRATUITO

Para Héctor Orestes Aguilar, ensayista y lingüista, la Academia Sueca le perdonó al austriaco Peter Handke una postura política, y en un acto que calificó de "justicia" a un autor 100% vigente, le entregó el Nobel de Literatura 2019, reconocimiento que incluso el mismo escritor ya había dado por descartado.

Con más de cien títulos en su haber, como las célebres novelas Los avispones (1966, la primera), La mujer zurda (1976), El miedo del portero ante el penalti (1970), Ensayo sobre el jukebox (1990); piezas dramatúrgicas vanguardistas como Insultos al público (1966); y guiones para cine, al mismo Handke, de 76 años, a quien se señala como un hombre huraño, lo tomó por sorpresa la llamada del Nobel el mediodía del jueves 10 en su casa, ubicada en el poblado de Chaville, Francia, desde donde declaró a la prensa:

"No sé si estoy feliz, pero estoy emocionado, no lo puedo demostrar con las cámaras y los aparatos de fotos, es difícil estar emocionado... No sé cómo celebrarlo, me gustaría beber, pero no he comido, no tengo hambre.

"Como escritor has nacido culpable. Y hoy, a esta hora, no me siento culpable, me siento libre."

Por ello Orestes Aguilar, investigador de la ENAH, traductor del alemán al español y lector insaciable de Handke, el "premio justo" se justifica así:

"Retomo las palabras de la premio Nobel 2004, Elfriede Jelinek, quien declaró a la prensa que quien lo merecía antes que ella era justamente Peter Handke. Creo que se cumple un acto de justicia, es un Nobel que se esperaba desde hace mucho tiempo, porque se internacionalizó siendo muy joven, su obra se empezó a traducir a mediados de los setenta, y para la mitad de la década de los ochenta estaba en la escena internacional.

"De hecho el volumen Historia de la literatura alemana (1961) de Rodolfo E. Modern, que sigue siendo un texto de referencia en las escuelas a pesar de estar rebasado históricamente, termina su recuento apuntando a la emergencia de Handke. Creo que esto da idea de la estatura que ya tenía.

Ahora mismo Handke es un clásico en vida. Ya no hay autores que tengan la calidad estética y sobre todo la consistencia en una trayectoria como él, en las letras alemanas es un autor que no sólo tiene trayectoria notable sino que conserva vigencia, gran parte de su obra no ha perdido un ápice de vigencia.

Los aportes

Orestes Aguilar conoció su obra en 1981 con el volumen El peso del mundo (1977), y más tarde lo vio en un par de ocasiones: en 1985 cuando presentó El...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA