Pierde fuerza la opción mexicana - 2 de Febrero de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 762011917

Pierde fuerza la opción mexicana

Autor:Rafael Croda
 
EXTRACTO GRATUITO

BOGOTÁ.- La propuesta de México y Uruguay de impulsar un diálogo político en Venezuela parece cada día más inviable. Y no sólo porque el autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó, luce fortalecido por el respaldo de países de Occidente y el control que le han dado de los activos de Venezuela en el exterior, sino porque entre la coalición opositora que lo apoya hay consenso en que lo único que hoy debe negociarse con Nicolás Maduro son los términos de su salida del poder.

Así se lo han hecho saber al encargado de negocios de la embajada de México en Caracas, Juan Manuel Nungaray, dirigentes opositores con los que ha sostenido encuentros.

Uno de ellos, quien pidió la reserva de su nombre, sostiene que el diplomático mexicano y el encargado de negocios de Uruguay en Venezuela, José Luis Remedi, "están hablando con muchos de los actores de esta crisis, pero en la oposición no encuentran eco a su iniciativa ni lo van a encontrar en las circunstancias que estamos viviendo".

En estos momentos, asegura, "sería ingenuo prestarnos a darle a Nicolás Maduro (con un diálogo político) una tribuna que hoy no tiene y una legitimidad que tampoco tiene, porque la Asamblea Nacional (mayoritariamente opositora) ya lo declaró usurpador".

La fuente indica: "Escuchamos al señor Nungaray y le dijimos que tomamos nota de sus planteamientos y que será la Asamblea Nacional la que decidida si en algún momento se requiere algún apoyo de México". Sin embargo, "en este momento no está planteado algo como eso", señala.

Saúl Ortega, diputado de la Asamblea Constituyente, dice que el gobierno de Venezuela "saluda" y "ve con buenos ojos" las gestiones que realizan Nungaray y Remedi con funcionarios del gobierno y de la oposición para promover un diálogo político entre las partes. "El presidente apoya la iniciativa de dos gobiernos amigos, como son México y Uruguay, y está disponible para un diálogo y hasta para llegar a un acuerdo político", afirma.

Juan Guaidó, por su parte, ha dicho que cuando Maduro está presionado recurre al "falso diálogo", como ha ocurrido desde 2014, cuando invitó a la oposición a entablar conversaciones en medio de una ola de protestas ciudadanas en su contra que fueron reprimidas por la Guardia Nacional.

Guaidó, quien sostiene que el régimen ha usado las conversaciones para ganar tiempo, desactivar la protesta social y "burlarse de los venezolanos", ha reiterado en los últimos días que "el único elemento a discutir" con el gobierno es "el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA