Son pillos y devotos - 3 de Mayo de 2009 - Metro - Noticias - VLEX 359198662

Son pillos y devotos

 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO, DF.- ROBERTO CAMINABA en su departamento con la mirada en el suelo, rezaba a San Charbel para que lo protegiera y le permitiera regresar a casa después de hacer un "trabajo": saquear un cajero automático junto con varios cómplices.

Esa madrugada del 2006, la banda fue sorprendida por la Policía, se desató una balacera y Roberto recibió un tiro en la cabeza.

Desde su celda en el Reclusorio Oriente, Roberto está convencido de que San Charbel escuchó sus plegarias, pues aunque su plan fracasó, su santo protector le permitió seguir con vida.

Rezaba por las noches, me gustaba caminar a paso lento, a veces me sentaba en la cama, le pedía que me dejara regresar con bien, que no me agarraran, que nos fuera bien en el trabajo, relata desde prisión.

San Charbel, originario de Francia, no es tan popular como otros santos entre los delincuentes, que en su mayoría se inclinan por pedirles protección a la Santa Muerte, Jesús Malverde o San Judas Tadeo.

Hace 8 años, Doña Queta montó un altar a la Santa Muerte en Alfarería y Mineros, en el Barrio Bravo de Tepito, una zona reconocida por sus altos índices delictivos.

La mujer de 63 años de edad comenta que la Niña Blanca no se anda con juegos y no inventa paraísos, y que sólo ha visto a los necesitados acercarse a ella.

San Judas Tadeo también es preferido por muchos delincuentes, quizá porque se le considera capaz de resolver casos difíciles.

Curiosamente, también es venerado por muchos policías judiciales, y algunos organizan misas en su honor cada 28 de mes, aunque oficialmente se celebra su día el 28 de octubre.

En torno a San Judas existe el mito de que es bueno o malo según la mano en la que sostenga un bastón, pero los comerciantes explican que el santo a veces empuña el báculo en la izquierda porque los moldes donde se fabrican a veces se voltean.

El único santo considerado patrono de los delincuentes, y en especial de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA