De política y cosas peores / Irritación - 9 de Enero de 2019 - Metro - Noticias - VLEX 754585521

De política y cosas peores / Irritación

 
EXTRACTO GRATUITO

La televisora más importante del país interrumpió de súbito sus transmisiones. Un locutor apareció en pantalla y anunció: "Tenemos dos noticias: una mala y una buena. La mala es que nos acaba de invadir un ejército de 2 millones de marcianos. La buena es que comen políticos y mean gasolina"... Cientos de miles de conductores de vehículos están sufriendo por estos días molestias de todo orden a causa de la falta de gasolina en varios estados del país. La justificada irritación de esos ciudadanos se reflejará seguramente en el índice de popularidad de López Obrador. En efecto, la estrategia de AMLO para combatir el llamado huachicoleo, lo de cerrar los ductos que llevan el combustible, ha sido objeto de general reprobación. A la prima Celia Rima, versificadora ocasional, se le ocurrió el siguiente comentario: "Si tal proceder espulgas / verás que entraña un gran yerro: / es necio matar al perro / para quitarle las pulgas". Transportar la gasolina en pipas no sólo es sumamente caro: es además impráctico, tardado y sujeto a toda suerte de corrupciones y problemas de seguridad. Estamos en presencia de uno de esos casos en los cuales, como dice el dicho, saldrá más caro el caldo que las albóndigas. Todo esto, sin embargo, es sólo un incidente pasajero. Lo que debe inquietarnos en verdad es la actitud de López Obrador, que sigue mostrándose prepotente, omnímodo, desdeñoso de la opinión ajena y dueño único de la verdad. Durante siete décadas los mexicanos vivimos bajo un régimen que algo tenía de dictatorial: el del PRI. Pero aquella llamada dictadura, si bien harto corrupta, era casi siempre benévola y eficiente a su manera. ¿Llegaremos a vivir otra etapa semejante, quizá con menos corrupción, pero sin la benevolente postura de aquel pasado régimen y sin su pragmática eficiencia? Espero de todo corazón estar equivocado inclusive al plantear esa ominosa pregunta... "Papá: perdí mi doncellez". Don Poseidón estaba leyendo el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA