De política y cosas peores / Trato indigno - 1 de Junio de 2019 - Metro - Noticias - VLEX 789470305

De política y cosas peores / Trato indigno

 
EXTRACTO GRATUITO

"Acúsome, padre, de que soy bígamo". Eso le confesó el muchachillo adolescente al padre Arsilio. El buen sacerdote se asombró: "¿Cómo es eso?". Explicó el chamaco: "Acostumbro cambiar de mano". (No le entendí)... El sesentón le preguntó a su médico: "¿Cree usted, doctor, que puedo vivir otros 20 años?". El facultativo inquirió a su vez: "¿Bebe usted?". "No". "¿Anda con mujeres?". "No". ¿Se desvela con sus amigos?". "No". Dijo entonces el galeno: "¿Y entonces pa' qué chingaos quiere vivir otros 20 años?"... En el campo nudista un socio le presentó a otro a una nueva socia, mujer de exuberantes prendas físicas tanto en el hemisferio norte como en el correspondiente al sur. El presentado le dijo a la frondosísima mujer: "Siento un gran gusto al conocerla". Replicó ella: "Sí. Ya lo estoy viendo"... Doña Frigidia le reclamó a su esposo: "¿Por qué nunca dices mi nombre cuando me haces el amor?". Explicó don Frustracio: "Porque no quiero despertarte"... La encuestadora le preguntó al señor: "¿Cuántas veces a la semana hace usted el amor con su esposa?". Respondió el señor: "Dos". "Lo felicito -le dijo la muchacha-. Su vecino lo hace sólo una vez". "Bueno -razonó el sujeto-. Yo tengo más derechos que él. Después de todo es mi esposa"... Mis cuatro lectores habrán de recordar esto: desde que Trump empezó a agraviar a México y a injuriar a los mexicanos hice la formal promesa de no pisar suelo norteamericano mientras ese patán, pelafustán o barbaján esté en la Casa Blanca. He cumplido tal voto puntualmente. Me ha costado: solía dar frecuentes conferencias para las comunidades hispanas en Estados Unidos -San Antonio, Los Ángeles, San Diego, Chicago, Nueva York- y he dejado de percibir los ingresos que tal actividad me producía. Pero eso es lo de menos. Lo de más es que no puedo acompañar a mi familia en las deleitosas vacaciones en la Isla del Padre, y ése sí es verdadero sacrificio. "Tú y tus juramentos", me reprocha...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA