Y el PRI ganó perdiendo en San Luis Potosí

AutorVerónica Espinosa

SAN LUIS POTOSÍ, SLR- El PRI apeñas pudo retener la guber-natura del estado y perdió el control absoluto del Congreso estatal. En la capital de la entidad, de hecho, los grandes perdedores fueron los priistas y los panistas, pues ambos amanecieron el lunes 8 con la noticia de que esta urbe será gobernada por el PRD, que les arrebató además dos distritos, gracias al denominado "Efecto Gallardo".

Ricardo Gallardo Juárez, exalcalde del municipio conurbado de Soledad de Graciano Sánchez -y cuyo hijo Ricardo Gallardo Cardona está preso en el penal federal de Ocampo, acusado de triangular recursos de procedencia ilícita- aguantó la traición de la dirigencia nacional del PRD, que prácticamente "entregó" a su hijo a la PGR:

El perredismo facilitó la captura de Gallardo Cardona -quien acababa de pedir licencia de su encargo como alcalde en Soledad- para demostrar que aplicaba su código de ética, justo cuando ese instituto político era duramente atacado por la presunta participación del alcalde de Iguala (Guerrero), José Luis Abarca, en la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Gallardo Juárez rumió por unas semanas su coraje por la aprehensión de su hijo.

Sorpresivamente, reapareció a unos minutos de que venciera el plazo de registro de los candidatos a las alcaldías; se apuntó, y su presencia permitió que el perredismo ganara la capital, mantuviera Soledad, alcanzara tres diputaciones locales y obtuviera una de las dos federales en disputa.

El empresario pollero, al que sus colaboradores describen como un hombre "echado pa'adelante", que gobierna con programas sociales enfocados en los pobres y elimina favoritismos y prebendas de la clase pudiente, rebasó ampliamente a quien hasta hace dos meses era considerado el favorito, el joven panista Xavier Azuara -quien contendía respaldado por el exgobernador Marcelo de los Santos Fraga, deseoso de recuperar fuerza después de que fuera inhabilitado como funcionario por desfalcos en su sexenio.

Ni siquiera el aspirante a gobernador por el PRD-PT-Conciencia Popular, Fernando Pérez Calólo, consiguió tanto arrastre. Por el contrario, fue claro que los votantes hicieron una distinción entre los sufragios para Gallardo y para Calólo: En la capital, Gallardo rebasó las 100 mil boletas para la alcaldía, y el candidato a gobernador obtuvo la mitad.

Este "Efecto Gallardo" fue además el que le aportó al partido la mayor votación acumulada en la segunda circunscripción federal -a la que pertenece...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba