La riqueza mundial se concentra en 26 personas y la pobreza crece, alerta la Oxfam - Noticias - VLEX 758238049

La riqueza mundial se concentra en 26 personas y la pobreza crece, alerta la Oxfam

 
EXTRACTO GRATUITO
Foto: Reuters

Coincidiendo un año más con el inicio del Foro Económico Mundial de Davos —que reúne a los más ricos entre los ricos—, además de lideres mundiales, la organización no gubernamental Oxfam publicó su estudio sobre la situación de la desigualdad económica en el mundo, encontrando que la riqueza está cada vez más concentrada en menos manos, luego de que en el 2017 unas 43 personas poseyeran las misma riqueza que 3,800 millones de personas, en el 2018 el número de miembros de este selecto grupo se redujo a sólo 26 personas.

En el mismo periodo, que va de 2017 a 2018, la riqueza de los “milmillonarios” —término que designa a quienes poseen una fortuna que supera los 1,000 millones de dólares— en el mundo se acrecentó a un ritmo de 2,500 millones de dólares diarios, hasta sumar 900,000 millones de dólares, al tiempo que 3,800 millones de personas de entre los más pobres de la población mundial perdieron 11% de su “riqueza”.

Para Oxfam, la razón de la alta concentración de la riqueza en unos pocos, y su correlato, el aumento del número de personas sumida en la pobreza es clara: las políticas económicas de los gobiernos del mundo que han favorecido a los capitales en detrimento de los pobres. “Nuestros actuales Gobiernos se enfrentan a un dilema decisivo: trabajar para que todas las ciudadanas y ciudadanos tengamos una vida digna, o mantener la extrema riqueza de unos pocos”, sentencia el estudio, titulado “¿Bienestar público o beneficio privado?”.

En el estudio, Oxfam propone para revertir la tendencia global de la alta concentración de la riqueza y el aumento de la pobreza gravando la riqueza y el capital a niveles justos, acabar con los programas de baja en los impuestos sobre la renta empresarial y de las personas físicas —como hizo el presidente Donald Trump en Estados Unidos, país con altos índices de desigualdad—, y terminar con las políticas de privatización de los servicios públicos, aumentando la inversión pública en programas destinados a mejorar las condiciones de vida de todos los pobladores.

“Los Gobiernos deberían centrar sus esfuerzos en que, a través de los impuestos, los más ricos aporten más recursos que permitan luchar contra la desigualdad”, se lee en el estudio, y como ejemplo, Oxfam pone el caso de que con un incremento de tan solo 0.5% adicional en el tipo del impuesto que grava...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA