San Cadilla - 18 de Octubre de 2019 - Metro - Monterrey - Noticias - VLEX 819688813

San Cadilla

 
EXTRACTO GRATUITO

UN VIEJO CONOCIDO

Ahora que los Tiburones se están ahogando nuevamente en las aguas del descenso y que su presidente Fidel Kuri tiene adeudos de meses con varios jugadores, me vino a la mente aquella lamentable época en que Tigres peleaba por no descender.

Hoy están viviendo oootros tiempo los felinos que son el actual campeón y equipo de la década, peeero en los últimos tiempos de la UANL al frente del club todo era distinto.

Antes de que CEMEX llegara a administrarlo a través de Sinergia Deportiva, la vida de los felinos era muy diferente.

Si el juego de esta noche entre el Veracruz y Tigres está en veremos, es por los malos manejos en los Tiburones y hay un nombre que sale a la luz en medio de la crisis. Un nombre de alguien que también estuvo ligado a la peor época de los auriazules.

Ese viejo conocido de los regios es Guillermo Lara.

Se dice que el promotor tiene vínculos con el cuadro jarocho y es recordado acá por haber sido presidente de Tigres en la temporada 95-96, cuando descendió el cuadro felino, aunque su influencia en el equipo era muy alta desde temporadas previas.

Y es que si bien Tigres descendió en 1996, con mi compadre Víctor Manuel Vucetich en el timón, la realidad es que su caída se fraguó un año antes, en la 94-95, cuando Jorge Vieira y Carlos Muñoz dejaron casi desahuciado al equipo.

SÍGANLE...

Resulta que al final de la temporada 93-94, que comenzó el señor Francisco Avilán como entrenador, pero fue sustituido por Mateo Bravo, quien entró como interino y al equipo no le estaba yendo con el "Portero Volador".

Mateo iba a dirigir siete partidos, así estaba contemplado, pero después de haber dirigido sólo tres, lo llamó el entonces gerente deportivo del club, Sergio Oria, para decirle que Jorge Vieira era el nuevo entrenador.

La orden, por así decirlo, venía de Guillermo Lara, quien fue el que arregló la llegada del brasileño.

La cosa es que Vieira no iba a dirigir oficialmente hasta la siguiente temporada, pero empezó a meterle mano al equipo desde ese momento haciendo varias modificaciones que hicieron perder a Tigres dos juegos consecutivos.

Vieira estuvo al frente del equipo la temporada 94-95, trajo a refuerzos, que por aquel entonces eran considerados "bomba" como Miguel España, Antonio Carlos Santos, Cecilio de los Santos, Roberto Ruiz Esparza, entre otros.

O sea, la rompieron en el Draft, pero el equipo no caminó, la temporada fue un fracaso y el brasileño fue sustituido primero por Ignacio Rodríguez y luego...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA