A la SCJN le ha faltado altura de miras - 30 de Junio de 2019 - Proceso - Noticias - VLEX 796859533

A la SCJN le ha faltado altura de miras

Autor:Jorge Carrasco Araizaga
 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque el discurso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha sido el de ampliar la protección de los derechos humanos, ha emitido resoluciones contrarias a su defensa efectiva. En asuntos como la desaparición forzada, el arraigo, la prevalencia del derecho internacional o la libertad de expresión, por ejemplo, ha sido por lo menos imprecisa o francamente restrictiva.

El señalamiento lo hace el ministro en retiro José Ramón Cossío Díaz en su libro Voto en contra, en el que recoge sus argumentos en casos en los que considera que el máximo tribunal evitó fijar criterios específicos a favor de los derechos humanos y renunció a su condición de tribunal constitucional para ordenar modificaciones legales a favor de las personas.

Pasado a retiro en noviembre pasado tras 15 años, Cossío retoma sus argumentos en torno a votaciones que, más allá de haberlas perdido ante sus homólogos, han impactado y siguen repercutiendo en la sociedad.

Esas votaciones indican la manera en que el llamado máximo tribunal del país se ha pronunciado ante temas de derechos humanos y en los que Cossío participó entre 2003 y 2018, tanto como integrante del pleno de ministros como de la Primera Sala, en donde se resuelven los asuntos civiles y penales que llegan a la SCJN.

Los derechos indígenas en materia penal, la interferencia a la privacidad por parte del Ministerio Público (MP), el arraigo, la libertad de expresión, el consumo de mariguana, las disputas parentales o la discriminación a miembros de las Fuerzas Armadas portadores del VIH son algunos de los asuntos en los que Cossío tuvo una opinión distinta a la de la mayoría.

Si hay uno por el que el mundo está mirando a México es el de la desaparición forzada de personas. Es el tema en el que el ministro en retiro se refiere abiertamente a la omisión de la Corte para defender a los ciudadanos ante una de las más graves manifestaciones de la violencia que padece el país.

En el apartado "La cátedra que los ministros no impartieron", Cossío deja ver que la SCJN sólo ha rodeado el asunto, a pesar de haber tenido oportunidad para tratarlo de fondo. Afirma que la Corte no ha abordado el tema de la desaparición forzada de manera específica, sino sólo temas relacionados.

Oportunidades perdidas

José Ramón Cossío menciona el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 2009 en contra del Estado mexicano por la desaparición del campesino Rosendo Radilla en Guerrero, en 1974, por parte del Ejército. En ese caso, durante una semana, los ministros discutieron las obligaciones del Poder Judicial de la federación ante una condena internacional como esa.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA