El show del presidente - 9 de Enero de 2016 - Proceso - Noticias - VLEX 591548967

El show del presidente

Autor:Jenaro Villamil
 
EXTRACTO GRATUITO

Al mediodía del 22 de febrero de 2014, la edición en internet del periódico estadunidense The New York Times y la agencia AP difundieron la imagen de la captura de Joaquín El Chapo Guzmán, ocurrida en un hotel de Mazatlán, Si-naloa. En la foto se vio al capo arrodillado, con golpes en la cara y en los hombros. Detrás de él, personas con uniforme militar lo rodeaban y uno de ellos le sostenía la cabeza.

En aquella ocasión, el gobierno de Enrique Peña Nieto tardó más de dos horas en confirmar lo que en las redes sociales generó el máximo revuelo y detonó todas las suspicacias posibles: ¿Quiénes "capturaron" al prófugo más famoso del país? ¿Por qué fue un medio estadunidense y no uno mexicano el que dio la primicia? ¿Qué negociaba el gobierno peñanietista antes de confirmar lo difundido por el Times?

Casi dos años después, y a seis meses de que el capo se escapó del penal de máxima seguridad del Altiplano (11 de julio de 2015), el primer mandatario se adelantó a todos y dio a conocer el 8 de enero de 2016 que el jefe del Cártel de Sinaloa había sido recapturado.

Con lenguaje de western, Peña Nieto tuiteó en su cuenta @EPN:

"Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido."

En menos de una hora ese tuit presidencial había rebasado las 70 mil repeticiones. El hashtag #ChapoGuzmán superó el millón de menciones en cuatro horas y se convirtió en trending topic mundial en Twitter.

El nuevo espectáculo de la recaptura se había iniciado con millones de mensajes en redes, cobertura continua de los telenoticiarios, dos fotografías del capo donde se le ve esposado en una cama de motel y otra donde aparece con el rostro serio en un carro, acompañado por un presunto sicario.

A las 16:00 horas, Peña Nieto pronunció en Palacio Nacional un discurso vago, sin informar detalles de la recaptura y adonde sería trasladado el delincuente.

Flanqueado por los titulares de la Defensa, la Marina, la PGR y la Secretaría de Gobernación, Peña Nieto tampoco aclaró qué sucederá con la petición de extradición de Guzmán Loera a Estados Unidos. Evitó referirse al Cártel de Sinaloa, la infraestructura criminal que encabeza El Chapo, y repitió varias veces la frase "fortaleza de nuestras instituciones".

El discurso presidencial respondía más a un duro editorial del periódico The New York Times, publicado el lunes 4, donde el rotativo estadunidense descalificó al gobierno de Peña Nieto por "eludir a toda costa la rendición...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA