¡Se sintió ultrajada! - 4 de Octubre de 2016 - Metro - Guadalajara - Noticias - VLEX 650268393

¡Se sintió ultrajada!

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS.- Era la madrugada del lunes y Kim Kardashian dormía en su departamento en París mientras sus hermanas Kendall y Kourteney estaban en el centro nocturno L'Arc, acompañadas del guardaespaldas Pascal Duvier.

La socialité escuchó pisadas y vio siluetas que se movían a través de una puerta de vidrio corrediza; segundos después cinco hombres enmascarados, algunos con insignias de la Policía, estaban en su cuarto.

Le gritaron que saliera de la cama y le quitaron el celular con el que intentaba llamar a su guardaespaldas.

Kim pensó que abusarían sexualmente de ella, pero le amarraron las manos y la arrastraron al baño amenazándola con una pistola en su cabeza, mientras ella les suplicaba que no le hicieran daño, pues tenía dos hijos chiquitos (los cuales no estaban con ella en ese momento).

Ella les dijo que tenía dinero, que se lo podían llevar todo, y los intrusos tomaron una caja que contenía joyas por un valor aproximado a los 6 millones de dólares.

De acuerdo con medios, muchas de esta joyas eran de firmas que se las prestaron para que Kim las luciera en la Fashion Week de París. Aparte, la despojaron de su anillo de compromiso, valuado en 4.4 millones de dólares.

También tomaron dos teléfonos móviles y mil euros en efectivo

Ayer, a su llegada a Nueva York, Kardashian no quiso dar declaraciones a la prensa. Su publicista dijo que estaba: "muy impactada, pero sin daños físicos".

Según el sitio TMZ, fue escoltada a su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA