La sobrina sin remedio / Masaje lúbrico y lubricado - 6 de Junio de 2019 - Metro - Noticias - VLEX 791043325

La sobrina sin remedio / Masaje lúbrico y lubricado

 
EXTRACTO GRATUITO

Ay nooo, qué feo se siente dejar de comer comida chatarra y lo que tanto le gustaba y le alegraba a la cubana Celia Cruz: azúcar!!!" Y es que si te da un bajón bien feo coma're al dejar las garnachas a un lado, por eso hay que irlas quitando poco a poco para que su cuerpo no lo sienta y pa' cuando se dé cuenta, pum, ya estás bien fit, jajajajja.

Pero además de una buena alimentación y el ejercicio, ¿sabían ustedes que también la quiropraxia y los masajes son buenos para el cuerpo? Siií, se los juro, el quiropráctico tiene la función de ajustar el sistema musculoesquelético, es decir huesos, articulaciones, ligamentos, tendones y músculos, o sea, el quiropráctico te puede tronar hasta el chiquito y sí pasa, porque a veces solo con ajustar el cuerpo liberas los gases que tengas bien contenidos; algunas ocasiones creemos que el dolor que tenemos en el cuerpo es por un golpe, pero no recuerdas ni cuándo te pegaste, bueno, puede ser que simplemente has hecho algún movimiento mal y eso está afectando tus ligamentos y empieza el dolor en lugares extraños. Un ejemplo: yo tenía un dolor terrible en la ingle que al intentar correr me empezaba a doler, el quiropráctico se dio cuenta de que estaba un poco chueca y eso hacía que un ligamento se pellizcara en esa parte, entonces me tronó en diferentes posiciones para acomodarme la espalda, piernas y la cabeza y con todo eso se me quitó el dolor en ese instante, por eso les súper recomiendo que de vez en cuando vayan por su tronadita.

Ahora que si vamos a cambiar la connotación del tema, los masajes también son muy buenos y el cuerpo lo sabe, en esta ocasión Max me dio un masaje aceitoso de-li-cio-so para la página massagerooms.com.

Como un profesional Max llegó a la habitación con su trajecito blanco, mientras yo estaba recostada boca abajo con solo una toalla que cubría mis glúteos, Max empezó a untarme aceite en mi espalda y lentamente recorría sus manos grandes y fuertes por toda la zona...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA